13 de enero de 2013 / 01:00 a.m.

Tigres cerró su preparación de cara al duelo de la fecha 2 de este Clausura2013 ante Atlante entrenando precisamente en suelo del las playas del surdel país.

Fue en punto de las 9:30 horas cuando los pupilos de Ricardo Ferrettiabordaron el avión rumbo a Cancún para después, recién llegados a su hotelde concentración, entrenar ligeramente en la cancha de fútbol donde serealizo una pequeña cascarita.

Al final de la práctica, Juninho dejo en claro que después de ganarle aJaguares 3 por 0 en el arranque del campeonato, ante Atlante saldrán con laseriedad que se merecen para buscar el segundo triunfo consecutivo.

"Es un partido muy complicado, el fútbol mexicano tiene a equipos muybuenos, así que hay que tratar todos los juegos igual, con seriedad paratratar de sacar un buen resultado", dijo.

El defensa central añadió que no tendrán cuidado personal ante EstebanParedes, goleador de Atlante, ya que buscarán frenar a todo el plantelcontrario con la retención de balón y no sólo a un elemento.

"Un gran jugador pero hay que tener atención en todo el equipo de Atlante,juegan aquí en su casa, es un equipo peligroso y nosotros atrás hay quetratar de estar bien parados y mantener un equilibrio como siempre nos pideel Tuca y adelante ser contundentes.

"Nosotros vamos a trata de hacer bien lo nuestro, tener el balón, tratarbien el balón, presionar al rival y estar bien parados atrás, eso es lo quevamos a tratar de hacer", señalo.

Por último Juninho dijo sentirse como en casa tras el viaje de la aficiónfelina a Cancún.

"La gente de nosotros increíble, cada vez que vengo a jugar afuera de laciudad parece que estamos en nuestra casa, por tanta gente y el esfuerzo quehacen de venir a apoyarnos, nos deja eso muy contentos", finalizó.

Jair Ramos