18 de mayo de 2013 / 01:51 a.m.

Luego de que el Atlético de Madrid logró el título de la Copa del Rey al ganar 2-1 al Real Madrid, el estratega "colchonero", el argentino Diego Simeone, aseguró que su equipo triunfó por tener la suerte que un campeón necesita.

Durante el festejo dentro de la cancha del Santiago Bernabéu, Simeone declaró que la final de Copa del Rey "fue un partido increíble. Hemos tenido la suerte que hay que tener para ser campeón. Lo que están haciendo estos jugadores en año y medio es increíble. No tengo palabras".

Ya instalado en la rueda de prensa, el entrenador argentino señaló a quiénes es dedicado este título, que además significó terminar con la racha negativa ante el Real Madrid al que no vencían desde 1999.

"Toda la gente que trabaja en pos de hacer grande al Atlético, la afición, los jugadores, todos ellos son partícipes de este éxito. Somos una esperanza para la sociedad, una referencia para la gente que sufre y a la que no le salen las cosas", manifestó.

Aseguró que con trabajo las oportunidades aparecen y el equipo ganó con el corazón de cada uno de los jugadores. "Perdieron el miedo, además de tener la suerte que hay que tener", agregó.

Simeone también resaltó el factor clave, que a su consideración fue determinante para que su escuadra lograra su décima Copa del Rey en su historia.

"Al término de los 90 minutos les dije que estaban físicamente mejor que ellos, que no había motivo para hacer el cambio y que confiaran en su fortaleza como equipo", señaló al añadir que "ver a (Radamel) Falcao sacrificándose para el equipo, a (Diego) Costa correr para atrás 50 metros o lo de Gabi (Fernández) es simplemente admirable".

El apodado "Cholo" se dijo orgulloso de su escuadra, en virtud de que "jugó con un amor propio y con una entrega enorme. El aceptar en la previa que son mejores que nosotros nos ha hecho grandes. En la prórroga respondimos mejor que nadie", concluyó.

Con la obtención de la Copa del Rey, Diego Simeone consiguió su tercer título con el Atlético de Madrid, pues en 2012 se logró coronar en la Liga de Europa en la que superó al Athletic de Bilbao y en la Supercopa de Europa en la que venció al Chelsea en la final.

Notimex