13 de diciembre de 2013 / 02:45 a.m.

El Arena Pantanal, estadio de Cuiabá (capital de Mato Grosso) y una de las doce sedes del Mundial de Brasil 2014, atrasó el plazo de entrega de las obras hasta mediados de febrero por problemas para contratar trabajadores, informaron hoy fuentes oficiales.

El secretario especial para el Mundial del estado de Mato Grosso, Mauricio Guimarães, afirmó que los principales motivos del atraso de dos meses fueron la falta de mano de obra y la necesidad de hacer "adecuaciones" en el proyecto, lo que incluye la polémica suscitada por la licitación para la compra de asientos.

"En los últimos meses hubo un colapso de la mano de obra en Cuiabá por el gran número de proyectos en la ciudad. Por eso dilatamos el plazo", afirmó Guimarães en una rueda de prensa con periodistas extranjeros.

Según el secretario, ya se han contratado todos los obreros necesarios, hasta un total de 1.600, que trabajan en tres turnos, por lo que garantizó que "las obras no serán impactadas de nuevo" por esta cuestión.

Para suplir la falta de la mano de obra, al igual que en otros estadios, se contrató a presidiarios en régimen semiabierto y, en el caso de Cuiabá, a un centenar de trabajadores haitianos.

El otro problema que afectó la planificación de este estadio, que tendrá un aforo de 44.000 asientos, fue la contratación de los asientos, que generó polémica por su elevado precio, que llega a duplicar al de otros estadios mundialistas.

El Gobierno de Mato Grosso canceló la licitación y convocó una nueva para comprar sillas más baratas, pero esta subasta "fracasó", según afirmó hoy el gerente de la obra, João Paulo Curvo.

El gerente explicó que debido al fracaso de la nueva licitación, se decidió aceptar el resultado de la subasta inicial, también gracias a que el fabricante de los asientos concedió un descuento de un millón de reales (unos 435.000 dólares) sobre el precio total de 18 millones de reales (7,8 millones de dólares aproximadamente).

"Cuando vas a un estadio, ¿prefieres un buen asiento o tener la mejor cobertura? Pensamos en el confort del espectador", dijo Curvo, para explicar que el dispendio en los asientos compensa el ahorro en el techado, que costó 50 millones de reales (unos 21 millones de dólares), la cuarta parte que en la mayoría de las otras sedes.

Los asientos comenzarán a ser instalados en los próximos días y terminarán de ser colocados hasta el final de enero, según el responsable.

Todas las obras de infraestructura, entre ellas el acabado de la cobertura y de la fachada, se acabarán hasta el final de diciembre, mientras que ya se terminó la instalación del césped.

En las dos primeras semanas de febrero está previsto ejecutar los últimos trabajos eléctricos, hidráulicos y de tecnología de la información.

En el Arena Pantanal, cuyo presupuesto total asciende a 540 millones de reales (unos 234 millones de dólares), se jugarán cuatro partidos de la primera fase del Mundial: el Chile-Australia, el Rusia-Corea del Sur, el Nigeria-Bosnia y el Japón-Colombia.

Al margen del estadio, Cuiabá está plagada de obras de urbanización, transporte y de ampliación del aeropuerto, que duplicará su capacidad.

Según el secretario extraordinario del Mundial, de las 56 obras proyectadas, diez ya se han concluido y las restantes se entregarán antes del torneo.