Francisco Zúñiga
7 de septiembre de 2013 / 08:06 p.m.

 

Monterrey.- • El descarrilamiento del tren conocido como La Bestia se debió al mal estado de las vías, pues en el sureste del país, el 95 por ciento del sistema ferroviario tiene una necesidad urgente de mantenimiento que el Gobierno Federal debe darle, aseguró el dirigente nacional del Sindicato Ferrocarrilero, Víctor Flores Morales.

Durante su estancia en Monterrey, el líder denunció el mal estado en que se encuentran muchas vías, pues el problema es general. Calculó que en el norte del país, el deterioro alcanza fácilmente al 30 por ciento del sistema de líneas férreas.

Se requiere un trabajo profundo para solucionar ese deterioro, debido principalmente a que el Gobierno Federal ha descuidado los sistemas ferroviarios, pese a que son su responsabilidad.

Les dan poco mantenimiento. “Muy poco, por ejemplo, el accidente que hubo con el tren Bestia que se le llama, fue mantenimiento de vía, el Gobierno tiene que meter rehabilitación de vía, para que el ferrocarril progrese más, lo he manifestado muchas veces”, dijo Flores Morales.

Esta falta de atención es más notoria en el sureste del país, donde se propicia que sucedan accidentes como descarrilamientos, que en ciertos casos ponen en peligro vidas de los ferrocarrileros.

Hay riesgo para ellos, que podría evitarse si los sistemas ferroviarios tuvieran un mantenimiento adecuado, que permitiera la circulación de los ferrocarriles sin mayores problemas.

“El mantenimiento es poco, en el sureste del país, fácilmente le falta al 95 por ciento de las vías, en el norte es menos, quizá un 30 por ciento”.

Lo urgente, en realidad, es el mantenimiento que se necesita.

“Los ferrocarriles tienen 120 toneladas o más, no aguantan, definitivamente no aguantan”. Se tiene que arreglar para que el ferrocarril progrese más.

Indicó que en los últimos años, luego de la privatización, se ha incrementado los niveles de manejo de carga ferroviaria, “teníamos con un gobierno un 14, 15, hoy tenemos un 23 por ciento de carga”.

Con la construcción de un tren transpeninsular, habrá más desarrollo en ese sentido, pero es un proyecto que se cristalizará y tendrá beneficio tras varios años. “Pero es muy bueno”, dijo Flores Morales.

El líder ferrocarrilero estuvo en Monterrey para asistir el Tercer Congreso Ordinario de la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores al Servicio de Estados y Municipios, donde se tomó protesta al nuevo Comité Directivo, que ratificó como líder nacional de los burócratas a Rafael Reyes Montemayor.

Además, considero que no es conveniente sacar los trenes de la ciudad, porque implica una planeación profunda, que por ahora, no se tiene.

“Las vías llegaron primero que las carreteras, por eso están las vías junto a las carreteras, se tiene que respetar a los trenes”.