22 de marzo de 2013 / 01:33 a.m.

Desde hace varias semanas en los Diablos Rojos del Toluca se habla de lo mismo: trabajo, esfuerzo extra y mejoría, acciones que no le están alcanzando para salir del bache de resultados en la Liga MX, una crisis a la que ahora el ponen una nueva causa, mala suerte.

Así lo detalló el zaguero central de los Diablos Rojos, Diego Novaretti, quien en le pasado juego ante Querétaro convirtió un gol en propio arco, un accidente del futbol que hace unos meses atrás no le sucedía al equipo, conjuntado con múltiples lesiones del plantel y una falta de gol que ahora los tiene al borde de la descalificación en el Clausura 2013.

"En uno de los partidos dije que tuvimos mala suerte, nos está pegando fuerte, decía que no existía pero en estos momentos la mala fortuna o el mal accionar de algunas jugadas nuestras terminan en gol como nos pasó ante Querétaro, pero en el futbol existen estas cosas, quizá en torneo pasado nunca nos sucedió esto y ganábamos partidos con un gol y aún cuando algunos rivales nos pasaban encima, ahora ningún rival nos ha pasado por encima y nos gana, creo que ahora tenemos una serie de poca fortuna, de poco a suerte a la hora de definir los partidos".

Sobre su autogol, Novaretti lamenta que ese error haya definido el juego, sobre todo cuando Toluca fue quien más generó aproximaciones al arco.

"Son situaciones que no queremos que pasen pero estamos expuestos a eso, que la rebanes o que te roce la pelota y se meta, fue una lástima porque habíamos hecho un buen partido pero no pudimos meterla, ellos viene y aprovecharon este error".

Por ahora, el argentino dejó claro que el duelo más importante en puerta es el de Tijuana, pues puede definir su futuro en la Liga. “El más importante juego que tenemos en puerta es el de Tijuana, si no sacamos un buen resultado no tendremos más chance de pelear la liga, se entrar a la liguilla que es lo que queremos".

AMIGO DE TALAVERA

Tras el incidente en Querétaro donde Novaretti y el portero Talavera no se hablaron para detener el balón que provocó el autogol del defensor, mucho se especuló de la mala relación que habría entre ambos, un rumor que Diego corta de tajo.

"Siempre buscan problemas en personas que no las tenemos, seguro eso lo dicen personas resentidas de la vida, nosotros trabajamos bien y con Talavera nos juntamos a comer hasta con las familias. Si tuviera un problema persona con Talavera no estaría en el club, que se discuten cosas de futbol es normal, quién no lo hace y quedan dentro de la cancha, pero no hay problemas personales, el día de mi autogol casi nos reíamos de impotencia de que no nos salen las cosas, decíamos que no nos sale una".

Jesús Quezada