12 de septiembre de 2013 / 12:16 p.m.

Monterrey • Un hombre falleció al ser atropellado por un automóvil cuyo conductor logró darse a la fuga, la madrugada del jueves en el primer cuadro de Monterrey.

Testigos del accidente aseguraron que el automovilista circulaba a alta velocidad y sin respetar los semáforos en luz roja, y de la misma forma se retiró del lugar.

Los hechos acontecieron durante los primeros minutos del día en las avenidas Alfonso Reyes y Colón, frente a la estación del Metro Cuauhtémoc.

En ese lugar, sobre el carril izquierdo, quedó sin vida un individuo hasta el momento no identificado.

El ahora occiso tenía entre 35 y 40 años de edad, era de complexión delgada, tez aperlada y aproximadamente 1.55 de estatura.

El hombre vestía una bermuda de mezclilla azul y camiseta negra estampada; calzaba tenis tipo botín en color blanco, y llevaba consigo una mochila de lona en tono beige.

Varios músicos que se hallaban trabajando en el lugar, afuera de la estación del Metro, indicaron que el responsable de la tragedia se desplazaba en un automóvil Volkswagen Golf color negro.

Los testigos lograron anotar el número de matrícula del coche que arrolló al transeúnte, entregando el dato a las autoridades policiacas y de vialidad.

Se estableció que el automovilista se desplazaba a exceso de velocidad por el carril izquierdo de la avenida Cuauhtémoc, que al norte de Colón se convierte en Alfonso Reyes.

Sin respetar los semáforos en luz roja, el conductor siguió avanzando hasta que impactó al peatón, a quien proyectó cerca de 40 metros.

Mientras la víctima quedó sobre uno de los carriles de la avenida, el responsable del accidente continuó su recorrido y se dio a la fuga.

Paramédicos de la Cruz Roja arribaron al sitio y le efectuaron maniobras de reanimación cardiopulmonar al hombre arrollado, pero no pudieron evitar que falleciera.

Elementos de la Dirección de Tránsito Municipal se dieron a la tarea de iniciar las indagatorias en coordinación con peritos de la Procuraduría y personal del Ministerio Público.

Las autoridades esperaban, de resultar correcta la matrícula del auto Golf color negro, ubicar, identificar y detener al automovilista responsable del delito de homicidio imprudencial.

AGUSTÍN MARTÍNEZ