ÓSCAR RODRÍGUEZ
14 de junio de 2013 / 01:12 a.m.

Oaxaca • Por falta de personal, de contadores y de equipo especializado, en Oaxaca no se pueden fiscalizar los ocho mil millones de pesos de presupuesto destinado a los 570 municipios, lo cual impide conocer el destino de más de mil 600 millones de pesos, reconoció el auditor superior del Estado, Carlos Altamirano Toledo.

Precisó que con el escaso personal que tiene solo se pueden auditar unos 100 de los 570 municipios susceptibles de revisiones fiscales y administrativas pormenorizadas.

Además se quejó de lo endeble de las sanciones y penalizaciones contra los munícipes que cometen un quebranto, máxime que el Código Penal local no considera grave el delito de peculado, por lo cual muchos implicados logran librar la cárcel, mediante el pago de fianzas inferiores al monto desviado.

Altamirano Toledo detalló que este año casi 170 municipios fueron sancionados y multados, por no entregar a tiempo sus estados financieros reportados en sus respectivas cuentas públicas.

Entre los municipios morosos, reportó los casos de Ocotlán de Morelos, Santa María Atzompa, Ciudad Ixtepec, San Sebastián Teitipac y Santa Lucia del Camino.

Faltan de recuperar más de mil millones de pesos

El titular de la Auditoría Superior del Estado indicó que actualmente se procesan 120 auditorías en igual número de ayuntamientos, 10 por ciento de los mismos fiscalizados por quejas ciudadanos de presunto manejo indebido del gasto municipal orientado a obras sociales.

"Todos los elementos que se utilizan para auditar a los municipios se meten a una licuadora y lo que resulte permite una fórmula para ir a la caza de algún edil que haya cometido algún quebranto financiero", dijo.

Destacó que el año pasado se sancionó a 40 por ciento de los municipios que no entregaron cuenta pública y se inició proceso penal contra unos 10 munícipes por diversas irregularidades financieras.

"En lo que llevo de mi encargo como auditor superior, he logrado entablar procesos de resarcimiento del daño patrimonial por más de 200 millones de pesos y tenemos pendientes poco más de mil millones por recuperar".

El titular de la ASE negó tener cuates, amigos o protegidos, al asegurar que los procesos de auditoría y de sanción contra munícipes que cometieron faltas en su encargo, se ejercen en apego a la ley y a la norma.