Denisse Mesta
27 de agosto de 2013 / 10:05 p.m.

 

Monterrey.-   • En Nuevo León residen 407 mil 278 adultos mayores (personas de 60 años y más), lo que representa 8.8% de la población total, de acuerdo a datos del Censo de Población y Vivienda 2010.

Nuevo León con 4.6 millones de habitantes censados, ocupa el octavo lugar a nivel nacional.

En la entidad, el 55 por ciento de adultos mayores tiene entre 60 y 69 años de edad; 32.6 por ciento tienen entre 70 y 79 años, y el resto lo conforman aquellos con 80 años y más, con un 12.3 por ciento.

Datos de la Secretaría de Salud (SS) muestran para Nuevo León que en 2010, entre las enfermedades de seguimiento epidemiológico, la principal afección de tipo infeccioso en la población adulta mayor son las respiratorias agudas, cardiovasculares y diabetes.

Por sexo, las enfermedades crónicas degenerativas afectan tanto a hombres como a mujeres. Los hombres de 65 años y más egresan principalmente por las enfermedades cardiovasculares al igual que las mujeres.

Según cifras censales del 2010, de cada 100 adultos mayores 17 tienen alguna discapacidad. Las mujeres superan a la población masculina en las dificultades para caminar o moverse, los cuales se presentan en población de 60 a 84 años.

De acuerdo a las Estadísticas de Mortalidad para el 2010, en Nuevo León se registraron 23 mil 116 defunciones, de las cuales 64.1% correspondieron a personas de 60 años y más.

Tanto en hombres como en las mujeres, las enfermedades del corazón y la diabetes mellitus son la primera y segunda causas de muerte.

Las enfermedades cardiovasculares, las crónicas de las vías respiratorias inferiores, la neumonía, así como las enfermedades del hígado, aparecen como parte de las causas de muerte más importantes en este grupo de la población.

En relación a lo laboral, en el estado la tasa de participación económica de la población de 60 años y más es 30.0 por ciento de acuerdo al segundo trimestre de 2012, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).

De éstos, apuntó, un 95.4 por ciento estuvieron ocupados y 4.6 por ciento, desocupados.

Por grupos de edad, precisa en los adultos mayores de 60 a 64 años, la tasa específica de participación económica es 44 por ciento, en tanto que para 75 años y más, es de 12.5 por ciento.