17 de agosto de 2013 / 11:00 p.m.

Francisco González Alanís, subsecretario de Control y Prevención de Enfermedades de la dependencia estatal, señaló que la cifra se disparó durante este 2013 debido al incremento de precipitaciones, alcanzando cifras que superan en 70 por ciento las del año pasado.

 

"Hasta el día 30 de julio, que son las semanas epidemiológicas que llevamos contando, que es la semana 32, llevamos 987 casos, con respecto al año anterior es cerca de un 70 por ciento más de casos".

 

"Además llevamos 13 casos de dengue hemorrágico dentro de estos 987, y está ligado a las lluvias. Dejamos basura, tiramos basura y llueve y las mosquitas aprovechan para depositar sus huevecillos", explicó.

 

No obstante, destacó que hay la posibilidad de que las cifras no se mantengan sino que puedan dispararse aún más, pues señaló que según los datos históricos, los meses de septiembre y octubre son los que cuentan con mayor cantidad de casos, alcanzando un adicional histórico de 30 por ciento extra.

 

"Los meses de septiembre y octubre, que es cuando tenemos los picos históricos porque es cuando tenemos más precipitaciones. La campaña es permanente en todo el estado de Nuevo León. En septiembre y octubre tenemos hasta un 30 por ciento más de casos, esos dos meses del año, con respecto a los meses previos, entonces obviamente tenemos que intensificar la campaña", agregó.

 

Ante ello, el funcionario estatal destacó durante un arranque de fumigación en Pueblo Nuevo,en Apodaca, que se pretende extender esto en todo el estado, buscando reducir las cifras de casos, aunque exhortó a la población a tener las medidas preventivas con tal de evitar que la cifra siga disparándose.

De igual forma detalló que se ha intensificado la labor desde hace varias semanas en zonas aledañas de espacios educativos, a fin de que con el inicio de clase las escuelas queden limpias del mosquito transmisor.

ISRAEL SANTACRUZ