25 de julio de 2013 / 02:15 a.m.

Monterrey.- Nuevo León vive un rebrote de dengue, pues en lo que va del año, los casos de esta enfermedad se han incrementado en aproximadamente un 65 por ciento, respecto al mismo periodo del 2012, según estadísticas de la Secretaría de Salud.

En el último reporte de la dependencia, correspondiente a la semana 28 del año, se confirmó que se han presentado 738 casos en la entidad, de los cuales cuatro son hemorrágicos. En el mismo periodo del año anterior, se habían registrado 449 casos, de los que solo uno era hemorrágico.

Esto significa un 64.5 por ciento de incremento, lo que causa preocupación, sobre todo porque aún no llega la temporada que puede considerarse crítica para la proliferación del mosquito transmisor de la enfermedad, y por tanto, cuando se da un incremento fuerte en los casos de dengue.

En el 2012, los números finales en el caso del dengue fueron de 1 mil 680 casos, de los cuales 64 se consideraron hemorrágicos. Es decir, que en los últimos cinco meses del año se presentaron un mil 231 personas enfermas de dengue, es decir, casi tres veces más que en la primera mitad.

Con esos pronósticos, el 2013 podría terminar con más de dos mil casos, pues es a partir de la temporada de lluvia, que se presenta principalmente en el mes de septiembre, cuando se crean las condiciones óptimas para la proliferación del mosquito.

Este año, existe el agravante de que durante el invierno pasado las temperaturas fueron relativamente cálidas, y no se dieron frente suficientemente fríos, que pusieran al termómetro al borde del punto de congelación, que es lo que acaba con muchos de los huevecillos del insecto.

De hecho, el incremento comienza ya a notarse, pues en la semana 24, con la que cerró junio, se habían contabilizado 586 casos, que significa un 26 por ciento de incremento en apenas cuatro semanas.

De acuerdo a datos proporcionados por la Secretaría de Salud, a la fecha se han realizado un total de 6 mil 460 muestreos en la entidad, de los cuales 734 resultaron positivos como dengue clásico y cuatro como dengue hemorrágico.

Este escenario representa un incremento considerable en comparación con los episodios presentados a la misma fecha del año anterior.

Ya superó los 667 casos reportados durante todo el 2011 y triplica los 226 del 2010.

Para la Secretaría de Salud, aunado a las acciones por parte de la autoridad, es indispensable la colaboración de la población.

Sobre todo si se toma en cuenta que son las familias, y sus hábitos de limpieza, las que pueden erradicar, de raíz, la incubación y posterior desarrollo del mosquito.

Recomendaron a los ciudadanos eliminar criaderos, limpiar patios, poner especial atención en los floreros, en los aires lavados que suelen ser criadores importantes del mosquito.

Francisco Zúñiga Esquivel