NADIA VENEGAS
11 de agosto de 2013 / 01:05 p.m.

Monterrey.- • Al tiempo que los delitos vinculados con la delincuencia organizada se han reducido a lo largo de los últimos meses en la entidad, durante 2013 otros ilícitos han ido en incremento, al grado de que el año ha sido marcado por la violencia contra las familias nuevoleonesas desde su propio seno.

Tanto las denuncias de golpes y maltratos hasta los casos donde se llega al homicidio es lo que se ha visto en el área metropolitana y en zonas rurales del estado.

Según lo reportado en el Semáforo del Delito, las denuncias por violencia familiar se incrementaron 15.17 por ciento de enero a julio en comparación con el mismo periodo en el año anterior.

Es un total de 6 mil 999 denuncias lo que se tiene contabilizado en esta herramienta utilizada por la Procuraduría General de Justicia al 31 de julio en comparación de las 6 mil 077 de los primeros siete meses del 2012.

Sin embargo, en comparación con los años del 2011 y 2010 se tiene un incremento que alcanza el 36.7 y el 46.2 por ciento respectivamente contrastadas con las cifras del 2013.

A diferencia de las 6 mil 999 denuncias que van de este ilícito en el 2013, en los primeros siete meses del 2011 se tuvieron 5 mil 118 y 4 mil 787 denuncias fueron contabilizadas en el 2010 por la violencia familiar en ese periodo.

Según datos del Instituto Estatal de la Mujer, hasta el 8 de agosto del 2013 se tienen contabilizados 63 feminicidios en Nuevo León.

De estos, 53 son a causa de la Violencia Social y 10 de Violencia familiar.

Monterrey es el municipio que más ha tenido muertes de mujeres durante 2013, donde al menos se tiene un 40 por ciento de los casos, es decir, cerca de 25 feminicidios.

Apodaca ocupa la segunda posición, con el 10 por ciento de los casos registrados, es decir ocho decesos de mujeres.

En conjunto, los municipios del área metropolitana alcanzan los 55 decesos violentos de mujeres, que se registraron en Guadalupe, Juárez, García, Escobedo, Cadereyta, Apodaca y Monterrey.

El resto de los casos son en municipios rurales como Ciénega de Flores, Pesquería, Linares, Galeana, Anáhuac, Salinas Victoria y China.

El año con mayor feminicidos en Nuevo León fue 2011, registrándose 216 casos, de los que 192 fueron a causa de la violencia social, que en su mayoría se relacionó con el crimen organizado.

Los otros 24 casos registrados fueron directamente por violencia familiar.

Sin embargo, el incremento se presentó desde 2010, cuando se llegó a las 72 muertes de mujeres, que representa un aumento cercano al 157 por ciento en comparación con las que se tenían una década anterior, cuando se tenía en un año violento 28 decesos.

Aunque se tuvo un descenso, en 2012 se alcanzaron las 143 muertes de mujeres.