3 de mayo de 2013 / 01:39 a.m.

Cancún Centro • El director del Instituto Forestal de Quintana Roo, Valfre Cetz Cen, y la Comisión Nacional Forestal, informaron que siete incendios activos han consumido ya tres mil 660 hectáreas de selva en los municipios de Othón P. Blanco, Solidaridad, Benito Juárez-Cancún y Bacalar.

Ante el crecimiento de los frentes de fuego, el Ejército y efectivos del gobierno estatal se sumaron a las brigadas de la Comisión Nacional y el Instituto Estatal Forestal.

La mayor conflagración –informaron– está en Xpuhá, en el municipio de Solidaridad que se extendió en un día de mil 773 a mil 800 hectáreas de selva baja. Las condiciones de este fuego, en Tunich-Há, obligaron a replantear estrategias para sofocarlo. El fuego apenas tiene diez por ciento de control.

El segundo más extenso está en Benito Juárez, que creció el fin de semana de 900 a mil hectáreas de Los Cocos, en el kilómetro 228 de la autopista a Mérida, si bien aquí el control es de 95 por ciento, señaló la Comisión Nacional Forestal.

El tercer foco ígneo se localiza en el ejido Constituyentes del 74 –en honor al Congreso local que promulgó la primera Constitución estatal en 1974–, entre los municipios de Solidaridad y Lázaro Cárdenas, creció de 274 a 300 hectáreas.

El cuarto frente contra el fuego se ubica cerca de la torre eólica de la Comisión Federal de Electricidad, por la carretera Cancún-Puerto Morelos, ahí la lumbre avanzó de 220 a 270 hectáreas, aunque aquí también el control es de 60 por ciento.

El reporte de este jueves indica que otros incendios son combatidos en El Catzin, sobre la carretera a Majahual, que avanzó de 90 a 200 hectáreas y se extiende a la comunidad de Gabriela Maya Cab, que colinda con el anterior.

En Bacalar, el fuego avanzó de diez a 40 hectáreas de la zona llamada Monito Muerto, a 12 kilómetros de Río Verde. Las brigadas del Instituto y la Comisión, reforzadas por el Ejército y campesinos voluntarios han logrado controla cinco por ciento del fuego.

En la extinción del fuego participan dos helicópteros de la Comisión Nacional Forestal, maquinaria pesada y camiones del gobierno local, así como 300 personas de brigadas de la Comisión y el Instituto Forestal y ejidatarios, señala el informe difundido por ambas instituciones.

FERNANDO MERAZ