25 de marzo de 2013 / 06:55 p.m.

Monterrey.- • La Comisión de Justicia y Seguridad Pública del Congreso del Estado aprobó por unanimidad incrementar la penalidad para aquellos que compren o comercialicen con patrimonio robado o de dudosa procedencia.

El artículo 411 del Código Penal que tipifica el delito de receptación ahora otorga de dos a seis años de prisión y una multa de 50 a 300 cuotas de salario mínimo.

Esto se aplicará para quienes sin haber participado en la ejecución del delito adquiera, comercialice, desmantele, enajene, oculte o empeñe objetos o productos robados.

La penalidad y cuota se ampliará en medida del costo del objeto, ya que si este es superior a las 500 cuotas, la condena seria de cinco a diez años.

El diputado Francisco Cienfuegos, presidente de la Comisión, explicó que la intención de este cambio busca configurar nuevamente este delito para sancionar a aquellos que obtengan un lucro sobre un artículo robado.

Adicionalmente, la comisión aprobó enviar un exhorto a la Procuraduría de Justicia para que implemente el Código Ámbar que ya está en la ley pero no se ha ejecutado al no tener una normativa.

DANIELA MENDOZA LUNA