12 de marzo de 2013 / 09:26 p.m.

Guerrero • La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) denunció la existencia de grupos de infiltrados que pretenden generar la confrontación con el gobierno estatal, por eso anticipó que incrementarán las medidas de seguridad interna para repeler posibles agresiones.

Gonzalo Juárez Ocampo, secretario general de la CETEG deslindó al movimiento magisterial de los desalojos de trabajadores que se registraron la jornada del lunes en Chilpancingo, cuando tres edificios que albergan oficinas de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) fueron tomadas por presuntos simpatizantes del movimiento que impugna la Reforma Educativa federal.

"Nosotros nos deslindamos de dichas acciones, seguramente hubo algún tipo de infiltrados que tomaron esas instalaciones con la intención de desacreditar a nuestro movimiento, lo que debemos denunciar puntualmente", dijo el líder de la CETEG.

Por esa razón dijo que en adelante se incrementarán las medidas de seguridad interna en los campamentos que se mantienen en el Congreso local y palacio de gobierno, para evitar que haya personas que incurran en hechos que generen situaciones que se salgan de control.

"Aquí, en los campamentos vienen elementos de la Policía Ministerial para entregar notificaciones sobre averiguaciones previas y órdenes de aprehensión, incluso hemos visto a militares y ya no lo vamos a permitir", indicó.

Las acciones de los infiltrados, dijo que irían encaminadas a justificar un desalojo violento de los campamentos ubicados en el palacio de gobierno y el Congreso local.

ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN