27 de octubre de 2013 / 08:57 p.m.

Monterrey.- Luego de que la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes anunciara un aumento en el impuesto del predial, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, señaló que lejos de beneficiar a la población el aumento es una medida que poco ayuda a la población.

El representante de la iglesia en la ciudad expresó que ésta no es una situación exclusiva de Nuevo León y su área metropolitana, sino de todo el país, por lo que tiene a la población preocupada. Ante ello pidió a la autoridad que si son necesarios estos incrementos, se hagan, pero sin explotar a la ciudadanía y que sea conforme los tabuladores de la devaluación, y no por designaciones aleatorias.

ISRAEL SANTACRUZ