4 de marzo de 2013 / 02:05 p.m.

 

El grupo de autodefensa de Coyuca de Benítez, conformado la semana pasada, rechazó que este movimiento y los que han surgido en la Costa Grande de Guerrero tengan vínculos con guerrilleros o paramilitares

Su líder, Carlos García Jiménez, aseguró que “el gobernador (Ángel Aguirre Rivero) supone que atrás (del movimiento) está un grupo guerrillero, pero aquí no hay vínculos con grupos guerrillero ni paramilitares y tampoco grupos de sicarios: declaramos públicamente que no hay ningún nexo”, dijo.

En tanto, José González Morfín, vicepresidente de la Cámara de Diputados, aseguró que brindar justicia es uno de los primeros deberes de las autoridades, pero cuando fallan en esa encomienda se corre el riesgo de generar desestabilización en el orden social, como ocurre en zonas de Guerrero, Michoacán y Oaxaca.

“Hoy somos testigos del comienzo de la descomposición social en regiones donde han aparecido grupos civiles armados para la autodefensa, ante la ausencia de las autoridades locales que, por omisiones o complicidad, han descuidado la seguridad de diversas regiones. Eso ha provocado que la delincuencia haya sentado sus reales y, en consecuencia, los ciudadanos pasaron a ser rehenes en su propia tierra”, señaló.

En un comunicado, el diputado panista sostuvo que, ante la prevalencia y multiplicación de grupos civiles armados, que en su desesperación por tener comunidades seguras han recurrido a la autodefensa, no puede haber titubeos ni medias tintas de parte de las autoridades responsables.

Precisó que la Constitución no deja resquicio alguno sobre las competencias del gobierno en materia de justicia, y recordó que en su artículo 17 precisa: “Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para reclamar su derecho. Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales”.

“Llevamos mucho tiempo”

Carlos García Jiménez aseguró que la agrupación que encabeza responde a un clamor de seguridad, no solo de la Costa Grande de Guerrero, sino de todo el país.

“Las policías comunitaria y la formación de los grupos de autodefensa en muchos municipios y comunidades del país es un hecho real, no se puede tapar el sol con un dedo. Aquí en la Costa Grande, en los municipios, los grupos se han venido formando desde hace mucho tiempo.

“Tiene razón el gobernador al decir que los grupos no se forman de la noche a la mañana, tiene razón porque se han venido formando desde el sexenio de Felipe Calderón, cuando fue notable la inseguridad pública para familias, comunidades y rutas, de ahí que se hayan venido organizando mecanismos de autodefensa”, sostuvo.

Señaló que muchos pueblos se han organizado de manera informal para combatir secuestros, robos de vehículos y otros delitos. “Se ha perseguido a algunos secuestrados y a algunos los han encontrado ya muertos.”

Deslizó la posibilidad de que haya grupos paramilitares en Atoyac de Álvarez y Tecpan, así como grupos de Los caballeros templarios y La Familia, que están en pugna constante.

Claves

Entregan cuerpos

- Representantes de Unión de Pueblos Organizados del Estado de Guerrero (UPOEG) entregaron a las autoridades los cuerpos encontrados en fosas clandestinas la semana pasada.

- Bruno Plácido Valerio, dirigente de los grupos de autodefensa que operan en Tecoanapa y Ayutla de los Libres, dio a conocer que cuatro cuerpos fueron encontrados los días 24 y 25 de febrero en esas regiones de Guerrero.

- Recordó que el hallazgo de las tumbas clandestinas se hizo de manera conjunta entre los grupos de las policías comunitarias que auspicia la UPOEG y elementos de la Policía Investigadora Ministerial del estado.

— JAVIER TRUJILLO