{brightcove2651937903001{/brightcove}
5 de septiembre de 2013 / 07:30 p.m.

Algunos de los comerciantes mostraron a las autoridades unos aparados donde ellos aseguraban que tenían permiso para vender su mercancía, por lo que la policía de Monterrey tuvo que acudir a quitarlos.

 

Autoridades de comercio revisaron los documentos y señalaron que ninguno de estos es válido para que se coloquen a vender en la vía pública.

 

REDACCIÓN