7 de febrero de 2013 / 01:41 p.m.

Monterrey • Las autoridades investigan la extraña muerte de un joven, cuyos amigos aseguran que sufrió una descarga eléctrica al tocar una malla ciclónica mientras jugaba fútbol; sin embargo, a la víctima no se le encontró ninguna huella de electrocución.

El incidente tuvo lugar en las canchas de un centro cívico del DIF Monterrey, que se ubica en las calles Álamos, entre Sabinos y Tabachines, en la colonia Indeco Naranjo, al poniente de la ciudad.

Como Pedro Rufino Cázares Romero, de 21 años de edad, fue identificado el hoy occiso, quien tenía su domicilio en la avenida Ruiz Cortines número 4724, en la colonia Valle Verde.

Según los informes proporcionados, un grupo de jóvenes disfrutaba de un partido de fútbol la noche de este miércoles.

Al parecer el balón se fue de las canchas y Cázares Romero fue por el esférico, sin embargo, explicó un testigo, tocó una malla ciclónica que estaba recargada en un poste del cual salía un cable de alta tensión, sufriendo una descarga eléctrica.

Sus amigos lo llevaron en un vehículo particular a las instalaciones de la Cruz Verde Monterrey, donde al revisarlo los médicos determinaron que había fallecido.

Luego de escuchar la versión de los testigos, el personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, de Servicios Periciales y el delegado del Ministerio Público iniciaron las indagatorias, no encontrando indicios de que el joven se haya electrocutado.

Al acudir al sitio de los hechos, realizaron una inspección no localizando poste con cable alguno que provocara un “"puente"” de electricidad.

Por eso, será la autopsia de ley la que revele las causas de muerte de la víctima.

IRAM OVIEDO