19 de julio de 2013 / 11:57 p.m.

Santa Catarina.- • Un hombre fue asesinado en su domicilio presuntamente al ser estrangulado y golpeado, para robarle una pantalla de plasma y un automóvil en Santa Catarina, hechos que fueron ocultados por las autoridades, pero que 24 horas después salieron a la luz pública al ser localizado el vehículo de la víctima.

El crimen fue descubierto al mediodía de este jueves en la vivienda marcada con el 303 de la Privada Constitución, en el centro de Santa Catarina, por parte de los familiares del ahora occiso, quienes llegaron al domicilio después de haber realizado varias llamadas telefónicas sin recibir respuesta.

El ahora occiso fue identificado como Juan Antonio Garza López, de 62 años de edad, quien vivía solo, pues se encontraba separado de su esposa, según la información recabada por agentes ministeriales que investigan el homicidio.

De acuerdo con las investigaciones de los ministeriales, fue Melisa Antonieta Garza Rodríguez, de 27 años de edad, quien dio aviso a las autoridades, después de que su padre no contestara el teléfono celular la madrugada del pasado domingo.

La mujer dijo a los investigadores que recibió una llamada de su padre que no alcanzó a contestar y que después se la regresó pero escuchó una voz que no conocía, colgando de inmediato, por lo que al intentar de nueva cuenta el teléfono estaba apagado.

Ante esto, la mujer y su esposo decidieron trasladarse a la vivienda donde lo encontraron ya sin vida, y al revisar el domicilio, notaron la falta de una pantalla de plasma y un automóvil Corsa, el cual fue localizado la mañana de este viernes, en el cruce de las calles Colegio Civil y Reforma, en el centro de la ciudad, donde los responsables de servicios periciales tomaron las huellas dactilares para dar con paradero del presunto responsable del asesinato y robo.

Y aunque las autoridades desconocían la manera en que se había perpetrado el crimen, sospechan que el hombre fue estrangulado por las lesiones que presentaba en el cuello, además de una lesión en la espinilla de la pierna derecha, posiblemente al golpearse contra un mueble al momento de forcejear con el presunto responsable del crimen.

Los investigadores se encuentran rastreando las casas de empeño que se encuentran cerca del sector de las calles de Reforma y Colegio Civil, donde fue encontrado el vehículo y a donde probablemente acuda el responsable del crimen a empeñar lo robado.

- ALBERTO VÁSQUEZ