17 de julio de 2013 / 02:43 a.m.

Monterrey.- • Autoridades estatales y federales anticiparon la presencia de 18 ciclones para la zona del Atlántico durante el presente año, de los cuales 9 serían tormentas tropicales, 5 huracanes moderados y 4 huracanes intensos.

El Comité de Contingencias Hidrometeorológicas quedó instalado este martes y a la expectativa de los fenómenos que se presenten para la región, pues si bien a la fecha se han generado 8 de estos eventos, ninguno ha impactado a Nuevo León.

Jorge Camacho, director de Protección Civil en el estado, recordó que la temporada podría acabar sin ningún incidente, pero acotó que en caso de presentarse, el estado se encuentra listo para encararlos.

"Es un pronóstico, quiero insistir, y estos 18 ciclones tropicales no necesariamente tendrían que impactar. Puede (ser) ni uno como ya lo vimos el año anterior, o puede impactar uno o más, todo va a depender de la climatología.

"Con esto lo que quiero insistir es que hay que estar permanentemente monitoreando todas y cada una de las fuentes informativas al respecto en relación a esto", puntualizó.Pese a las inundaciones que estos fenómenos podrían traer para el estado, el funcionario estatal llamó a verlos como un suceso benéfico, que ayudan a resolver los problemas de sequía que enfrenta actualmente la entidad.

En el mes de julio se prevén lluvias normales o ligeramente por debajo de la media, situación que prevalecerá para los meses de agosto y septiembre, en tanto que octubre podría representar una buena temporada en cuestión de precipitaciones.

"Que veamos por debajo de lo normal no quiere decir que no vayamos a tener alguna lluvia torrencial, esa lluvia puede llegar a darnos el promedio de ese mes…es importante mencionarlo porque de pronto nos enfocamos a los ciclones y perdemos de vista estas características que son dadas también por el fenómeno de "El Niño" y la "Niña", comentó.

Sergio Ramírez de la Comisión Nacional del Agua indicó que los pronósticos para la zona del Atlántico dado a conocer por Camacho representan una cantidad muy por encima de la media histórica, que es de 11 fenómenos.

Refirió que en caso de que ninguna de las predicciones se cumpliera y la sequía extrema se mantenga en los siguientes meses, el estado todavía se encuentra en condiciones de garantizar el abasto de agua.

El funcionario federal confirmó que en lo que va del año, las lluvias se encuentran apenas un 9 por ciento debajo de la media histórica, lo que representa que se encuentran muy cerca del parámetro normal.

LUIS GARCÍA