28 de junio de 2013 / 03:05 p.m.

Monterrey • La operación del modelo Politrán en el municipio de Monterrey iniciará este año con la participación de poco más de mil elementos, confirmó ayer la alcaldesa Margarita Arellanes.

El Cabildo dio ayer el primer paso hacia este objetivo, con la aprobación de reformas al Reglamento Orgánico del Gobierno Municipal, que permite la integración administrativa de las áreas de Policía y Tránsito bajo un mando único.

Detalló que el resto de las adecuaciones, que harán posible el aspecto operacional, quedarán aprobadas en dos meses.

Una vez concluido este proceso, se prevé que el esquema Politrán arranque operaciones en campo, con la integración de tres grandes grupos de elementos.

"Vamos a ir a la par, no nos vamos a esperar a realizar todos los ajustes o ir preparando los ajustes internos para que entre en vigor el resto de los reglamentos, vamos a buscar que entre a la par.

"Tenemos actualmente 700 elementos en Policía, como los elementos de Tránsito que resulten de la depuración más estos elementos nuevos que estamos capacitando, que son alrededor de 300 elementos, van a pertenecer a esta Secretaría de Policía (sic) y Tránsito", explicó.

La aprobación del dictamen inicial contó incluso con la simpatía de los regidores de oposición, que junto a sus homólogos panistas, sacaron por unanimidad las reformas al Reglamento que avalan la creación de un mando superior para Policía y Tránsito.

Arellanes indicó que el ahorro será de entre cinco y ocho millones de pesos.

"Son entre cinco y ocho millones de pesos, toda vez que se habla de gastos administrativos, en este caso las corporaciones permanecen", señaló.

No obstante, la regidora Carlota Vargas, integrante de la bancada del PRI, alertó que el municipio debe tomar previsiones en el corto plazo, pues carece de la cantidad de elementos necesarios, principalmente agentes viales, para poner en marcha este proyecto.

"Es decir, no tenemos la cantidad de recursos humanos y materiales que se requerirían para poder implementar un Politrán. Estamos de acuerdo en esta primera parte (…) pero veremos con mucho cuidado la parte que siga", señaló.

En ese sentido, Arellanes sostuvo que este asunto quedará subsanado en los próximos meses, al igual que los señalamientos de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, cuya presidenta, Minerva Martínez, aseguró que la falta de capacitación en garantías individuales de los elementos generaba falta de condiciones para la implementación del programa.

"Si, por supuesto, debemos de recordar que hace un mes y medio firmamos un convenio con la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, que abarca principalmente y de manera prioritaria a aquellos servidores públicos que tienen contacto directo con la ciudadanía", refirió al respecto la alcaldesa.

Reiteró que cada elemento mantendrá el perfil para el cual fue contratado, con la diferencia de que ahora podrán coadyuvar en acciones que anteriormente estaba impedido.

"Si hay un policía que se topa con un accidente de tránsito, el policía no interviene, ahora ya el policía va a poder auxiliar, es una coordinación, no va a hacer las funciones de (tránsito)", puntualizó.

La alcaldesa prometió que estos cambios no quedarán sólo en el papel y garantizó que las pruebas de confianza a los elementos se mantendrán.

LUIS GARCÍA