Raúl Coronado 
29 de junio de 2013 / 01:36 p.m.

 

México y Coahuila  • Autoridades de Coahuila avalaron el registro de una niña nacida en diciembre de 2012 e hija de una pareja formada por Crystal Yazmín Cobas Barrón y Lourdes Alejandra Badillo Valdez, para lo cual se implementó un nuevo formato para reconocer jurídicamente a esta familia.

Al respecto, Dora Alicia de la Garza Villanueva, titular del Registro Civil, señaló que el registro de Natalia es completamente legal y cuenta con la validez absoluta como cualquier acta de nacimiento.

Destacó que en todo momento se trabajó en coordinación con la Dirección para la no Discriminación en Coahuila, por lo que con base en los derechos humanos, así como en las reformas que se han realizado al Código Civil estatal, se realizaron las adecuaciones pertinentes al caso, permitiendo por primera vez en la entidad el registro de un menor con padres del mismo sexo.

El acta de nacimiento de Natalia fue expedida en la oficialía segunda del Registro Civil de Monclova, a cargo de Edmundo Cabello Meyer.

Alejandra y Crystal tienen un lustro como pareja y otro más de vivir como familia. Contrajeron matrimonio civil en el Distrito Federal el 13 de agosto de 2012, para posteriormente regresar a vivir a su lugar de origen, en Frontera, Coahuila.

El nacimiento de la bebé, ocurrido el 29 de diciembre del año pasado, se dio luego de un proceso de inseminación artificial planeado por ambas mujeres.

Integrantes del colectivo de la diversidad sexual en la entidad aseguraron que este reconocimiento sienta un precedente importante, ya que es el resultado del ejercicio de derechos derivados de la reforma realizada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal en 2009 y de la declaración de constitucionalidad hecha por la Corte en 2010 para el tema del matrimonio entre parejas del mismo sexo.

“(Lo ocurrido en Frontera, Coahuila) deja claro que cualquier matrimonio civil realizado en el Distrito Federal, incluidos de lesbianas y gays, gozarán de los mismos derechos que contempla esta figura jurídica, en cualquier estado de la República”.

En febrero de 2012, Alejandra y Crystal decidieron registrar a la menor, por lo que comenzaron a analizar cómo hacerlo pues, dijeron, de acuerdo con el artículo 7 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, la pequeña deberá contar con un registro de nacimiento, tener derecho a un nombre, una nacionalidad y a conocer y contar con el cuidado, en este caso, de sus mamás.

En marzo pasado, acompañadas por integrantes del colectivo Alejandra y Crystal —dedicadas a la Contaduría y al Diseño Gráfico respectivamente—, establecieron contacto con representantes del gobierno de Coahuila, quienes “mostraron voluntad política para garantizar el respeto y reconocimiento a los derechos humanos de esta familia” e implementaron un nuevo formato mediante el cual se reconoce a una familia con dos madres.