5 de junio de 2013 / 02:04 a.m.

La petición de la participación de los laboratorios de alto nivel en Genética Forense norteamericano fue del Comité de Madres y Familiares con Hijas Desparecidas a fin de contar con un segundo estudio para despejar dudas de la identidad de las víctimas.

 

Chihuahua • Laboratorios de alto nivel en Genética Forense de Estados Unidos, avalaron los estudios que realizó la Fiscalía General del Estado (FGE) para lograr la identidad de los restos de 10 de las 15 jóvenes que fueron ‘sembradas’ en el valle de Ciudad Juárez.

La participación de dos laboratorios norteamericanos, fue a petición del Comité de Madres y Familiares con Hijas Desaparecidas, con el fin de contar con un segundo estudio que despejara cualquier interrogante sobre la identidad de las víctimas, cuyos familiares, fueron notificados sobre estos resultados.

El laboratorio Bode Technology de Lorton, Virginia, considerado el más grande del mundo que atiende a los organismos de procuración de justicia de diversos países, validó los estudios realizados a los restos óseos hallados el mes de enero del 2012 en el arroyo "El Navajo" de esta ciudad.

Sus análisis concluyeron que en 3 de las 15 muestras no fue posible obtener el perfil genético de los restos óseos encontrados en el cementerio clandestino que fue descubierto por las autoridades estatales el año pasado.

De las restantes 12 muestras, se confirmó que corresponden al sexo femenino, entre las que destaca la identidad de: Idaly Juache Laguna, María Guadalupe Pérez Montes, Marisela Ávila Hernández, Yanira Fraire Jáquez, Brenda Berenice Castillo.

Además, en estos estudios se estableció que los restos de una mujer "no" arrojan coincidencias con la Base de Datos de Familiares que buscan personas desaparecidas en esta ciudad fronteriza.

"Asimismo, se obtuvieron perfiles genéticos que permiten la re-asociación de 6 de las 15 muestras del sexo femenino ya identificados como: Jessica Terrazas Ortega, Jesica Leticia Peña García, Lizbeth Avilés García. Los restos serán entregados a sus respectivas familias", se indicó.

La FGE informó que por cuestiones de temporalidad, no fue posible mandar a Bode Technology los restos de una mujer que fueron hallados el pasado 3 de marzo del 2013 en el Valle de Juárez, y que se identificó como Virginia Elizabeth Domínguez.

Entre las acciones que realizó la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género para la búsqueda y localización de personas ausentes, se inició un rastreo en el Arroyo del Navajo el 24 de enero del 2012.

Hasta ahora, se realizaron otros 6 rastreos, localizándose 67 elementos óseos asociados en 26 grupos aún en proceso de identificación genética, los cuales, por su condición adversa por factores ambientales extremos, se degradó el ADN de los mismos.

"Es por ello que se trabaja en la formalización de un convenio con Bode Technology para procesar las muestras óseas con alto nivel de degradación una vez que sean cubiertos los requisitos técnicos y legales para su envío fuera del país", se apuntó.

Por su parte, Charles H. Brenner, consultor y experto en Matemáticas Forenses en California y creador del Software DNA-VIEW utilizado para el cálculo e interpretación de parentesco entre perfiles genéticos, también confirmó los estudios de la FGE.

JUAN JOSÉ GARCÍA AMARO