27 de junio de 2013 / 06:23 p.m.

Por unanimidad, el Cabildo de Monterrey aprobó este jueves las reformas al Reglamento Orgánico del Gobierno Municipal, que avalan la integración de las áreas de Policía y Tránsito de forma administrativa.

La alcaldesa Margarita Arellanes acotó que éste es apenas el primer paso de cara a la fusión de ambas corporaciones, que pretenden operar bajo un solo mando.

Frente a los cuestionamientos que este plan ha generado, la edil regiomontana sostuvo que no quedará en una simple reforma al reglamento, sino que traerá una mayor funcionalidad.

Indicó que en las próximas semanas de procederá a las modificaciones necesarias a los reglamentos para concretar la fusión desde el punto de vista operacional.

La regidora del PRI, Carlota Vargas, indicó que el sentido del voto de la oposición era a favor del dictamen, pero urgió a corregir algunas deficiencias, como la falta de elementos.

A decir de la priista, el municipio carece de recursos humanos en la Secretaría de Vialidad y Tránsito para poder implementar un Politrán.

— LUIS GARCÍA