8 de febrero de 2013 / 12:45 a.m.

La rodilla de Rafael Nadal aguantó un partido por tercer día consecutivo y le permitió ganar en dobles en el Abierto de Viña del Mar. Pero el viernes, su articulación tendrá un doble desafío.

El español hizo equipo con el argentino Juan Mónaco para vencer 6-2, 7-6 (4) a Guillaume Ruffin y Filippo Volandri y avanzar a las semifinales de dobles. Fue el tercer partido de Nadal en tres días luego de una ausencia de más de siete meses de las competencias por una lesión en la rodilla y una infección estomacal.

Nadal se medirá el viernes con su compatriota Daniel Gimeno Traver en cuartos de final de sencillos, y luego jugará en dobles con Mónaco contra los argentinos Carlos Berlocq y Leonardo Mayer.

Ese es justo el tipo de prueba que ha estado buscando para tratar de ponerse en forma para enfrentar a sus máximos rivales: Roger Federer, Andy Murray y Novak Djokovic.

Ap