Por último, detalló que no entrar a la liguilla sí sería un fracaso, sobre todo por ser el actual subcampeón del futbol mexicano. “Sería un fracaso para el cuerpo técnico y los jugadores, siempre que uno no logra el objetivo de calificar es un fracaso, una vergüenza, cada jugador tiene esa conciencia y nadie quiere pasar por eso”. 
18 de marzo de 2013 / 09:53 p.m.

Acostumbrados a estar en los primeros lugares del futbol mexicano, en los Diablos Rojos del Toluca sienten vergüenza por la posición que actualmente ocupan en la clasificación general del Clausura 2013, un décimo cuarto sitio que refleja fielmente la pésima camapañ de los choriceros, que pese a ello, advierten que no bajarán los brazos hasta que matemáticamente no tengan posibilidades de alcanzar la liguilla por el título.

 

Y es que con la derrota del pasado fin de semana en Querétaro, los mexiquenses ampliaron su distancia a 5 unidades de la zona de clasificación, una desventaja que parece corta pero con el complicado calendario que le quedan a los rojos y su alternancia en la Copa Libertadores es una misión difícil, aunque los choricieros no lo ven imposible.

 

“Es incómoda la situación, sabemos que no hemos tenido buenos resultados aunque lo estamos procurando, trabajamos para mejorar pero en la cancha no nos está alcanzando. Pese a todo sabemos que debemos estar tranquilos y seguir trabajando, no bajar los brazos porque se ha complicado todo pero todavía hay posibilidades, la situación es molesta porque nos esforzamos para hacer las cosas bien y tener positivos resultados, miramos la tabla y nos da vergüenza pero sabemos que vamos a salir adelante, con la cabeza erguida porque hay material para lograrlo”, explicó el volante Wilson Tiago.

 

El contención escarlata asume su responsabilidad de este mal momento, pero advierte que deben tomarlo con calma para que no se agudice esta crisis. “No podemos buscar culpables, todos somos responsables, sólo hay que analizar y tener tranquilidad, porque el equipo está creando pero nos equivocamos en momentos claves, creo que el plantel siempre quiere buscar triunfos, generamos oportunidades pero la mala fortuna nos está siguiendo, como en Querétaro que tuvimos un mal momento y hubo autogol pero generamos varias y no la pudimos meter”.

 

ESTÁN PRESIONADOS

La falta de victorias y rezagarse en la tabla general ha provocado presión en los escarlatas, aunque Tiago detalla que los jugadores tiene la suficiente experiencia para salir de este bache y todavía pensar en una posible calificación.

 

“Tenemos mucha ansiedad, los delanteros que viven de los goles y nos los hacen por eso están un poco presionados, quizá eso mismos produce que las oportunidades claras nos equivoquemos. Falta un poco de tranquilidad porque el equipo crea oportunidades peor no las estamos aprovechando”, explicó.

 

Y añadió: “todos los jugadores tienen la suficiente experiencia para manejar este tipo de presiones, sabemos que cuando no salen las cosas bien debemos esta4r enfocados y trabajar bien para revertir, pero siempre tomarlo con tranquilidad para manejar los tiempos para que no nos venza la ansiedad”.

 

El brasileño detalló que en las seis semanas que le restan al torneo todo puede pasar por eso no pueden darse por muertos. “Sabemos que en el futbol mexicano todo puede pasar, por ahí sabemos una buena racha de tres partidos  o cuatro victorias puede cambiar mucho la situación, quedan 18 puntos, seis delocal, ahora ya no tenemos nada más que perder o jugamos y entregamos todo para ganar como sea o se nos va el objetivos de calificar, pero mientras esté en nuestras manso debemos seguir trabajando”.