15 de abril de 2013 / 01:02 p.m.

La jornada de violencia dejó ayer 33 ejecutados en cinco entidades.

En Cancún, Quintana Roo, los cadáveres de siete personas fueron hallados en el interior de una casa en las inmediaciones de Puerto Juárez.

Todos los cuerpos estaban atados de pies y manos, el rostro cubierto con cinta canela, y presentaban huellas de tortura, entre las víctimas hay dos mujeres.

El secretario de Seguridad Pública, Jesús Aiza Kaluf, señaló que el informe del forense estima que las víctimas fallecieron entre las tres y cinco de la mañana. A las 11:00 horas, se recibió una llamada anónima en la guarnición militar local, que a su vez alertó a las autoridades.

Aiza informó que los vecinos dijeron que no escucharon disparos y que el lugar donde aparecieron los cuerpos era un picadero de drogas, donde se vendía cocaína y mariguana.

Los cadáveres estaban dispersos en el patio de la casa, dijo el jefe de la Policía Judicial, Arturo Olivares.

Antes de que aparecieran los siete muertos, la mañana de ayer, otra persona fue ejecutada en la Supermanzana 41, amarrado de pies y manos y envuelto en una sábana.

En la capital de Chihuahua, un comando cazó a dos hermanos que salían de un restaurante. Otros seis sujetos fueron asesinados en la entidad.

En tanto, en Atoyac de Álvarez, Guerrero, la madrugada de ayer los cuerpos de cinco hombres fueron hallados a la orilla de la carretera en la sierra.

Presentaban huellas de tortura y fueron acribillados con disparos de cuerno de chivo. En el lugar fue encontrado un mensaje sobre los cadáveres.

Mientras que en Coahuila, en hechos distintos, fallecieron diez personas, tres de ellas integrantes de una familia, en la colonia Luis Donaldo Colosio.

Las otras siete víctimas fueron abatidas en diferentes sitios de Torreón.

En San Luis Potosí, la Procuraduría de Justicia local reportó el hallazgo de dos cuerpos en un camino que conduce a la comunidad de La Boquilla. Las víctimas, sin identificar, son un hombre y una mujer.

Redacción