6 de enero de 2013 / 07:58 p.m.

El gobernador Manuel Velasco ordenó a brigadistas realizar "barridos" epidemiológicos, casa por casa, en la comunidad tzeltal del municipio de Yajalón que resultó afectada.

 

Chiapas.- Un tipo de bacteria vinculada con la tos ferina provocó la muerte de cinco bebés indígenas menores de un año, en una comunidad tzeltal marginada del municipio de Yajalón, Chiapas, en tanto otros 41 que se encuentran infectados están en peligro, por lo que ya se les da atención urgente, informó el gobierno del estado.

Los decesos ocurrieron en el ejido Emiliano Zapata (zona de influencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional), debido a los fríos intensos y lluvias de los últimos días, favoreciendo el desarrollo de la bacteria.

Ubicado aproximadamente a dos horas de la cabecera municipal, a través de un camino de terracería en malas condiciones por las lluvias, el ejido está a mil 600 metros sobre el nivel del mar y tiene una población que no supera los 500 habitantes.

El gobierno de Chiapas informó que los síntomas de la infección respiratoria producidos por la bacteria, que se desarrolla con facilidad en lugares de alta marginación, son tos y fiebre muy alta.

El Sistema Estatal de Salud desplegó un operativo encabezado por el secretario de Salud acompañado de tres brigadas, integradas por un médico, una enfermera y cuatro brigadistas, para la atención de los afectados y la vacunación del resto de la población.

Por disposición de Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, se dará todo el apoyo a las víctimas y deudos de los bebés fallecidos.

Para evitar que la enfermedad se propague en el ejido u otras comunidades o municipios, por orden del mandatario estatal los brigadistas realizan "barridos" epidemiológicos, casa por casa, en la zona afectada.

Los brigadistas, pertenecientes a la jurisdicción sanitaria número VI, en la cabecera municipal de Palenque, buscan identificar a personas que hayan contraído el microorganismo relacionado con la tos ferina o tos convulsiva, que mantiene a los 41 infantes menores de un año en estado grave, aunque controlados sin que se registre hasta este momento otro deceso.

El operativo de salud abarca a toda la población sin límite de edad, aunque se da especial atención a menores y adultos mayores, quienes son más vulnerables a las consecuencias de las infecciones respiratorias agudas favorecidas por las malas climatológicas provocadas por el frente frío número 19, que trajo consigo temperaturas gélidas y fuertes lluvias.

De acuerdo con un comunicado del gobierno estatal, "los servicios públicos de salud están preparados para dar respuesta a la demanda de atención por la incidencia de enfermedades propias de la época".

Ante las condiciones adversas en otros municipios de Chiapas, principalmente en la región Altos donde se concentra la mayoría de la población indígena, la Secretaría de Salud llamó a la gente para acercarse a los centros de salud y aplicarse las vacunas necesarias.

HERMES CHÁVEZ