8 de mayo de 2013 / 10:04 p.m.

LOS ANGELES — Una bailarina y coreógrafa que trabajó con Michael Jackson testificó el miércoles que le preocupaba la salud del cantante y se lo dijo al director de la gira de conciertos del astro pop, pero que no recibió ninguna respuesta.

Jackson parecía flaco y poco preparado para las jornadas extenuantes de la gira "This Is It", con la que retomaría su carrera en 2009, dijo Alif Sankey al jurado en el caso.

El cantante no iba a los ensayos y parecía mucho más flaco que al comienzo de su carrera, testificó Sankey.

Sankey mostró a los integrantes del jurado un correo electrónico que escribió al director de la gira, Kenny Ortega, a comienzos de junio de 2009, instándolo a tratar de mejorar la salud y los ánimos de Jackson. La bailarina dijo que nunca le respondieron.

Sankey testificó en el juicio presentado por la madre de Jackson contra la promotora AEG Live LLC por la contratación negligente del médico de Jackson. Katherine Jackson afirma que AEG no investigó adecuadamente al médico que atendía su hijo y le proporcionó la dosis fatal del anestésico propofol en junio de 2009.

La promotora ha negado incurrir en faltas y sus abogados han dicho que el cantante ocultó su adicción al propofol. El ex médico de Jackson, Conrad Murray, fue sentenciado en 2011 por homicidio involuntario.

"Cuando lo abracé se sentía duro como el mármol", dijo Sankey sobre Jackson al comienzo de su carrera. "Pero cuando lo abracé cuando lo vi brevemente en 2006, no se sentía así, se sentía flaco, simplemente flaco".

Jakcson seguía demasiado delgado durante los preparativos de "This Is It", dijo Sankey, y la bailarina se preocupó cuando no fue a varios ensayos.

AP