14 de marzo de 2013 / 03:38 a.m.

Escobedo.- • Con dos heridas de bala resultó el dueño de un taller automotriz al ser atacado por desconocidos que lo persiguieron con la aparente intención de privarlo de la libertad, la noche del miércoles en el sector poniente de Monterrey.

Las investigaciones policías establecieron que el afectado acababa de salir de su negocio cuando fue sorprendido por los delincuentes, quienes tripulaban dos autos compactos y provocaron que la persona regresara hacia el inmueble para tratar de refugiarse.

Este caso fue reportado alrededor de las 20:00 horas en el establecimiento denominado Automotriz Lincoln, que se localiza en el número 4724 de la avenida Raúl Rangel Frías en su cruce con Lincoln, en la colonia San Francisco de Asís.

Como Sergio Enrique Villareal Gutiérrez de 52 años de edad, fue identificado el propietario del taller, quien ingresó en condiciones delicadas a un hospital particular.

Fueron paramédicos de la Cruz Verde de Monterrey quienes atendieron el llamado de apoyo y le brindaron los primeros auxilios a Villareal Gutiérrez, quien presentaba una herida de proyectil de arma de fuego en el brazo izquierdo y otra en la espalda a la altura de la región lumbar.

Con la premura que el caso ameritaba, el afectado fue llevado a un hospital particular ubicado en la colonia Obispado, mientras la policía se avocó a las indagatorias correspondientes.

Por medio de testigos y de la versión del propio dueño del negocio, las autoridades averiguaron que Sergio Enrique acababa de salir del local a bordo de su automóvil marca Honda Accord color gris, cuando fue interceptado por varios sujetos que se desplazaban en un vehículo Pointer oscuro y en un ecotaxi tipo Nissan Tsuru.

Al temer ser víctima de un plagio, el afectado aceleró y le dio la vuelta a la manzana con la intención de regresar y refugiarse en el taller, pero los desconocidos comenzaron a dispararle.

Al darse cuenta de que su objetivo se encontraba herido, los delincuentes decidieron abortar el plan y se retiraron, por lo que otras personas pidieron el apoyo de los paramédicos de la Cruz Verde.

Tras el reporte de estos hechos, la Policía Ministerial y la Fuerza Civil implementaron diversos recorridos por colonias de aquel sector de Monterrey en busca de sospechosos, pero no obtuvieron resultados.

 Redacción