5 de septiembre de 2013 / 11:25 a.m.

Guadalupe • Varios desconocidos que viajaban en un auto y una moto protagonizaron un ataque contra cuatro jóvenes, uno de los cuales murió y los otros quedaron graves, en el municipio de Guadalupe.

 

El incidente ocurrió junto a una feria que acababa de terminar de funcionar; uno de los heridos es precisamente el velador de los juegos mecánicos.

 

Estos hechos se registraron alrededor de las 00:15 horas del jueves en la calle Quebrada casi esquina con San Sebastián, en la colonia Gustavo Díaz Ordaz.

 

El joven que perdió la vida en el atentado se llamaba Jesús Manuel de la Cruz García de 20 años y quien habitaba en la calle Ingeniería Civil, en la misma colonia.

Él convivía con dos amigos y vecinos que resultaron heridos. Se trata de Oziel Vaquera, de 15 años, y Luis Alfredo Moreno Guevara, de 22.

 

Junto con ellos fue baleado el velador de la feria, identificado sólo como Juan, de entre 25 y 30 años, originario del estado de Chiapas.

Los lesionados fueron auxiliados por la Cruz Verde de Guadalupe y trasladados de emergencia a un hospital de la localidad, donde los reportaron delicados de salud.

 

Mientras tanto, De la Cruz García quedó sin vida dentro de su domicilio, a tres cuadras del lugar de los hechos y hasta donde corrió tras ser baleado.

 

Según información de testigos, la feria acababa de terminar su operación cuando los jóvenes se sentaron en una banca junto a los juegos mecánicos.

 

Cerca de ellos se encontraba el velador, quien se encarga de cuidar las atracciones.

 

De repente se detuvo casi frente a ellos un automóvil Stratus color claro, y atrás de este una motocicleta tripulada por dos sujetos.

 

En ese momento, uno de los desconocidos que viajaba en el auto accionó una pistola calibre .9 milímetros, cuyos proyectiles hicieron blanco en los cuatro jóvenes.

 

Mientras los agresores se retiraron, Jesús Manuel corrió hacia su casa herido por las balas, quedando finalmente en la sala.

 

Socorristas de la Cruz Verde brindaron el auxilio instantes después, al tiempo que policías municipales recorrieron la zona en busca de los responsables.

 

Habitantes de esa zona y quienes dijeron conocer a los afectados, negaron que ellos estuvieran relacionados con personas sospechosas o actividades delictivas, señalando que se trataba de muchachos tranquilos.

 

Las autoridades continúan las indagatorias con el propósito de resolver este incidente, y determinar el motivo que pudo haber existido para el ataque.

REDACCIÓN