9 de septiembre de 2013 / 01:59 a.m.

El presidente de FC Barcelona, Sandro Rosell, aseguró este domingo que el club nunca pagaría 100 millones de euros por un jugador, ya que no se lo puede permitir, motivo por el cual tampoco han logrado fichar a un central.

Sin afán de criticar a Real Madrid, que pagó 100 millones por el galés Gareth Bale, Rosell comentó que: "Yo no hubiera pagado 100 millones. El Barça no se lo puede permitir. Si pagamos 100 millones, nos montan un pollo".

"El Madrid es una institución privada y si sus socios lo permiten, yo no tengo nada que decir", agregó el presidente "blaugrana".

Por lo anterior, mencionó que no han podido fichar un central, ya que los que les han interesado; caso de Thiago Silva, salían demasiado caros y "el Barcelona no va a pagar más de lo que su cuerpo técnico considera oportuno", afirmó.

Al cuestionarle sobre si ficharía a Iker Casillas para sustituir a su portero Víctor Valdés, quien se marchará a finales de temporada, respondió: "No le veo con el escudo del Barça. Hay jugadores como Xavi, Messi, Iniesta o Piqué a los que es imposible ver con los colores del rival".

Por otra parte, el jerarca admitió que el equipo "blanco" estaba interesado en Neymar da Silva y ya le habían realizado los exámenes médicos. "Cuando llegamos a un preacuerdo con el padre de Neymar, él ya había pasado reconocimiento médico con el Madrid, por lo que hicimos la broma de que nos ahorraríamos la revisión", recordó.

"Al final le convencimos para que venga al Barça. Al final el jugador va donde quería ir y él quería ir al Barça", indicó Rosell en entrevista con TV3.

Asimismo, confesó que fue él quien sugirió fichar al argentino Gerardo Martino como entrenador, pero que al final fue el director deportivo, Andoni Zubizarreta, el que "eligió el nuevo entrenador a partir de tres nombres".

Por último, el jerarca "culé" expresó su confianza por renovar en próximos días al "cerebro" Andrés Iniesta. "Es probable que la próxima gran noticia para el Barcelona sea la renovación de Iniesta".

Notimex