24 de noviembre de 2013 / 11:13 p.m.

El defensa de Rayados de Monterrey José María Basanta habló en exclusiva para la FIFA donde cuenta lo que espera en el Mundial de Clubes en Marruecos.

"Es único (Mundial de Clubes) por el ambiente que se vive y que se genera. Los partidos se viven de manera especial porque todo el tiempo está presente que un error te puede hacer volver a casa", relata el zaguero sobre lo que significa participar en este campeonato.

Si bien su primera participación en Japón 2011 no fue la ideal, luego de caer en el primer partido en penales ante el Kashiwa Reysol, los Rayados no se dieron por vencidos y en Japón 2012 tuvieron su revancha inmediata.

"Sabemos que primero quedamos en quinto lugar y luego, un año después, terminamos en tercero", rememora.

"Este año nos hemos trazado como objetivo el llegar al último partido; aunque siempre conscientes de la realidad del torneo. Sabemos que no vamos a enfrentar equipos fáciles, pero vamos con esa mentalidad. Ahora el nerviosismo de la primera participación no va a ser igual al de este diciembre.", dijo el defensor.

Aunque primero tendrán que enfrentar el 14 de diciembre al ganador del partido entre el Raja Casablanca y Auckland City, si cumplen el trayecto propuesto, el Bayern Múnich podría ser el rival con el que pelearían el título buscando hacer historia.

"Si no es el mejor equipo del mundo, sí sería el segundo o tercero mejor. Es un rival muy difícil, un equipo que en todas sus líneas tiene jerarquía y elementos con un nivel muy alto de juego.

"Cada equipo tiene sus virtudes. Entonces tenemos que estudiarlos para poder contrarrestarlo. Se necesita mucho orden y concentración, estar bien atentos, estar en bloques; todos los rivales tienen jugadores con mucho talento, así que no tenemos que dejar espacios y hacer lo nuestro. Debemos confiar en nosotros y tratar de trascender en base a eso", opina sobre los diferentes estilos y rivales a los que se podrán enfrentar.

El argentino aseguró que no sabe cuándo podrían volver a jugar un torneo así, por lo que espera hacer un buen papel.

"Yo les digo que el hecho de jugar un Mundial de Clubes es una motivación por si sola. Por ahí saber que puede ser el último de nuestras vidas, te hace llegar aún más motivado. La unión y la fuerza del grupo ya está", manifestó el central de Rayados.

Con información de la FIFA | MMDeportes