22 de agosto de 2013 / 01:40 p.m.

El Borussia Dortmund recibe mañana al Werder Bremen mientras que el Bayern de Pep Guardiola juega el sábado en casa contra el Núremberg.

Sobre el papel, el Bremen es un rival más fuerte que los dos anteriores que le habían tocado en suerte al Dortmund que, con dos victorias en dos partidos, encabeza la clasificación gracias a la mejor diferencia de goles.

El Bremen también ha empezado la temporada con dos victorias seguidas, lo que le da al equipo de Robin Dutt esperanzas de dejar atrás la racha de las últimas temporadas en las que se ha quedado por fuera de las competiciones europeas.

Sin embargo, es claro que el Dortmund parte como favorito en el partido de mañana y tal vez el juego del Bremen, que trata de hacer el partido y jugar a la ofensiva, favorezca el libreto habitual de Jürgen Klopp, caracterizado por una presión agresiva y ataques inmediatos tras la recuperación de pelota.

En lo personal, el Dortmund tendrá que prescindir del centrocampista Ilkay Gündogan, que tiene problemas en la espalda.

El Bayern, que también cuenta sus partidos por victorias, tiene en el Núremberg a un rival que viene de empatar agónicamente con el Hertha Berlín y es claro favorito.

Es posible que el partido contra el Núremberg sea la oportunidad para que Mario Götze debute con el Bayern, después de haberse recuperado de una lesión muscular.

El Shalke, mientras tanto, que ha tenido un comienzo fallido de temporada tras un solo punto en dos partidos y que tiene complicada la clasificación a la fase de grupos de la Liga de Campeones tras el empate en casa ante el Salonika, visita al Hannover 96.

El partido es clave para el Schalke que está bajo presión y su actual entrenador, Jens Keller, no goza de demasiado crédito.

EFE