10 de julio de 2013 / 12:03 a.m.

Monterrey.- • Para la Comisión Nacional del Agua, son bastante alentadoras las recientes lluvias registradas en Nuevo León, pese a que las presas cuentan con menos del 50 por ciento de su capacidad, informó Doroteo Treviño, residente general de rehabilitación y conservación de la Conagua.

El especialista en hidrometeorología, aseguró que las precipitaciones registradas durante los meses de mayo, junio y julio, han ayudado en las presas de almacenamiento, así como en acuíferos de municipios de la zona citrícola y sur del estado.

Detalló que la Presa de la Boca tiene un almacenamiento de 18 millones de metros cúbicos y esto corresponde a un 45.7 por ciento de llenado.

En tanto la del Cuchillo, tiene un volumen de 220.2 millones de metros cúbicos y este volumen representa el 19.6 por ciento de la capacidad total.

En Cerro Prieto se tiene un almacenamiento de 86.5 millones de metros cúbicos, y representa un 28.8 por ciento de cabida.

"El volumen que hay obviamente sí es suficiente, como se ha venido manejando desde hace tiempo, es cierto los niveles están bajos, pero los volúmenes en conjunto, hablamos de más de 320 millones de metros cúbicos, que están almacenadas en las tres presas, no existe ningún problema para el abastecimiento de la ciudad durante todo el año, pero estamos empezando el segundo mes de la temporada de lluvias, hay que recordar que en esta región el principal periodo de lluvia empieza en junio y termina en octubre.

"Nosotros esperaríamos que en este periodo pudiéramos tener alguna cantidad de precipitación muy cercana a la normal, como entre un 15 o 20 por ciento debajo de lo normal, si esto es así durante junio, julio, agosto, septiembre y octubre, evidentemente vamos a tener escurrimientos que van a bajar a estas presas y que van a mejorar mucho su volumen de almacenamiento", señaló.

Explicó que por ejemplo a la Presa del Cuchillo anualmente ingresan alrededor de 600 millones de metros cúbicos.

En la de Cerro Prieto su volumen de ingreso en promedio es del orden de 150 millones de metros cúbicos, de tal manera que si se presentan las lluvias de normal a debajo de lo normal, pudieran ingresar más de 120 millones de metros cúbicos.

Treviño mencionó que en la Presa de La Boca llegan a entrar alrededor de 30 millones de metros cúbicos, esto con base a la información del servicio meteorológico nacional.

MARILÚ OVIEDO