26 de septiembre de 2013 / 10:55 p.m.

Ciudad de México • Los fenómenos meteorológicos "Manuel", por el Pacífico, e "Ingrid", en el Golfo de México, generaron catástrofes y nuevos retos; sin embargo, las lluvias que se han precipitado de manera desproporcionada en el territorio nacional beneficiarán a la agricultura en el próximo ciclo agrícola.

El subsecretario de Alimentación y Competitividad de la Sagarpa, Ricardo Aguilar Castillo, informó que la agricultura se verá beneficiada con la captación de agua en el norte del país y registros de presas que en 100 años no habían estado a su máxima capacidad.

Durante su participación en el Encuentro de Ministros de Agricultura de las Américas, organizado por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), aseguró que el gobierno de México está concentrado en atender la contingencia.

En un comunicado, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) explicó que son muestra del tamaño de los desafíos a los que se tiene que enfrentar el sector agroalimentario ante los fenómenos climáticos.

Asimismo, la importancia de eventos de esa índole que coadyuvan a definir líneas de acción, mejorar los sistemas de captación y promover la tecnificación del riego con la cooperación de países de América Latina y El Caribe.

Durante el acto, que se realizó en Buenos Aires, Argentina, Aguilar Castillo refirió que el gobierno de México tiene programada la rehabilitación y construcción de más de cinco mil pozos, la modernización de 850 mil hectáreas de riego y la incorporación de 50 mil hectáreas.

El funcionario federal afirmó que la sustentabilidad de los recursos naturales, el cuidado y uso eficiente del agua tienen la más alta prioridad en las políticas públicas del presidente Enrique Peña Nieto.Aguilar Castillo señaló que en México se construye la infraestructura hidroagrícola y nuevos esquemas de extracción de agua, a fin de asegurar la producción de alimentos para su población y su contribución al mercado internacional.

En el sector agropecuario la tarea principal consiste en un uso eficiente del líquido con el aprovechamiento de los avances de la tecnología, medida que fortalecerá la seguridad alimentaria, toda vez que en México entre 70 y 80 por ciento del total del agua disponible se emplea en la agricultura, puntualizó.

NOTIMEX