16 de mayo de 2013 / 04:28 a.m.

Con la derrota del miércoles ante el Chelsea en UEFA Europa League, el Benfica no logra romper la maldición del húngaro Béla Guttmann, quien predijo a los lisboetas una sequía después de hacerle campeón continental hace 51 años, y pierde por séptima vez consecutiva una final continental.

El coloso portugués, campeón de la Copa de Europa en dos ocasiones (1961 y 1962), ha perdido cinco finales de la máxima competición continental (1963,65,68,88 y 90), una de la UEFA en 1983 y la de hoy de Liga Europa ante el Chelsea.