1 de marzo de 2013 / 06:47 p.m.

El serbio, que busca su cuarto título en Dubai en los cinco últimos años, derrotó 6-3, 7-6 (4), al argentino Juan Martín del Potro.

En un desempate de ida y vuelta, Berdych tenía ventaja de 4-2 antes de tener que levantar dos puntos de partido, el segundo con un potente saque. El checo luego desperdició un punto de set, y Federer no aprovechó un tercer match point.

Berdych finalmente ganó la manga con una excelente devolución.

"Es una sensación increíble", comentó el sexto del ranking mundial. "Simplemente jugué mejor un solo punto. Creo que fue una fiesta para el tenis. Me encanta jugar con él por todo lo que ha logrado".

Federer todavía no disputa una sola final en 2013.

En la otra semifinal, Djokovic logró el único quiebre del primer set, y luego levantó un 3-0 en contra en el segundo.

Sacando en 3-1, 30-40, el argentino recibió una advertencia por tomar demasiado tiempo. Un furioso Del Potro mandó una derecha afuera y el marcador quedó en 3-2.

Djokovic volvió a romperle el saque para irse arriba 4-3, pero Del Potro después empató 5-5. Djokovic llegó el set al desempate, donde se apuntó la victoria.

"Estoy muy satisfecho con mi desempeño en general, y por la forma en que me comporté en los momentos difíciles", comentó Djokovic, quien o pierde desde octubre.

"Mantuve la fortaleza mental y creí en mí, que podía ganar en sets consecutivos. No me permití ser negativo, he sido muy positivo y confiado".

Del Potro dijo que perdió la concentración después de la advertencia del umpire.

"Perdí la paciencia cuando empecé a discutir con el árbitro, y (Djokovic) se recuperó muy rápido en el segundo", señaló el argentino. "El es el número uno. Cuando percibe la oportunidad para levantar su juego, siempre la aprovecha. Esta noche jugó mejor siempre".

Del Potro criticó que el árbitro hizo su advertencia justo cuando iba a sacar. Berdych también criticó esta semana esa sección del reglamento, al considerarla innecesaria.

"Jugamos unos rallys muy largos en el partido, y él emitió la advertencia justo antes de sacar, cuando yo estaba un quiebre abajo", dijo. "Era un punto muy importante para mí, para el partido. Quizás él no lo sepa... si te hacen una advertencia o haces algo diferente, puedes perder la concentración, y eso es lo que me pasó".

Djokovic coincidió que fue una advertencia injusta, ya que no le habían hecho una advertencia previa al argentino.

Ap