15 de agosto de 2013 / 02:32 p.m.

Monterrey • A petición del público, este fin de semana regresa la puesta en escena La casa de Bernarda Alba a las salas del Teatro Versalles.

Con el antecedente de haber agotado funciones durante su participación dentro del programa Experimenta, esta historia dirigida por Renán Moreno ofrecerá funciones este próximo viernes, sábado y domingo.

"Tuvimos la oportunidad de estar en Experimenta, por ahora regresamos este fin de semana únicamente, dependiendo de la respuesta del público veremos qué pasa", comentó Rosa Estela Robles, encargada de dar vida a Bernarda Alba.

Esta puesta en escena es un retrato fiel de la obra clásica escrita por Federico García Lorca, que relata la vida de una madre sometida a las estrictas leyes que regían en aquel entonces. Por tal motivo, este personaje frustra la individualidad de sus cinco hijas, provocando en ellas una gama de sentimientos encontrados que desahogan sobre el escenario.

"Tenemos la oportunidad de que este es un clásico que muchos conocen y lo que aquí hace falta es esto, obras clásicas. Casi todo es comedia, pastelazo y también necesitamos cultivar el espíritu, esta es la oportunidad de disfrutar teatro de calidad", recalcó Rosa Estela Robles, que anteriormente formó parte del elenco de El Virgencito, comedia protagonizada por Renán Moreno que permaneció por mas de tres años en cartelera.

"Hay que ser versátil, hay que hacer todos los géneros. Es importante que el publico nos conozca en todos los géneros porque así como me identifican en la comedia, es bueno que también se den cuenta que puedo hacer papeles completamente diferentes", apuntó.

Además de Rosa Estela, en este drama actúa Mirna Mendoza, interpretando a una de las hijas que debe de acatar al pie de la letra cada orden de su madre.

"Es un trabajo arduo, es diferente y se nos dificulta un poco porque es algo muy diferente a lo que hemos realizado antes. Es una época en la que podemos ver cómo se manejaba el rol de la mujer", comentó Mirna. "Es como vivían las familias en la década de los treinta, cómo era la represión de la mujer. Bernarda Alba era una madre castrante que controlaba a sus cinco hijas y les provocaba todo tipo de sentimientos", agregó.

La casa de Bernarda Alba se presenta este viernes y sábado en el Teatro Versalles con funciones programadas a las 20:30, mientras que el domingo ofrecerán una más a las 20:00.

ABELARDO LUZANÍA