3 de julio de 2013 / 12:09 a.m.

En diciembre pasado llegó como uno de los grandes refuerzos para que Cruz Azul lograra la conquista del ansiado título, pero hoy el volante argentino Nicolás Bertolo está impedido de entrenar con el equipo.

Y es que al jugador sudamericano le prohibieron seguir con su preparación al interior de la institución, ya que el mismo gerente deportivo del club, Agustín Manzo, le comunicó que ya no entraba en planes para el siguiente torneo.

"La semana pasada me lo comunicó Agustín Manzo; como siempre, de mi parte tuve la mejor predisposición, lo tomé bien, aunque no lo entendí mucho. Pero ellos sabrán por qué. Aunque no hayan salido las cosas, como persona merezco otro trato", dijo.

Ante la noticia que le dio el directivo del conjunto celeste, el jugador dijo que aunque la institución acostumbre a manejar las cosas de esa forma, se dijo agradecido con ella por la oportunidad que se le dio aunque tiene todavía dos años y medio de contrato.

"Quizá ellos están acostumbrados a manejarse de esa forma, no tengo nada contra el club, es más, me voy agradecido. Hubiese querido tener mi revancha pero soy patrimonio del club y tengo dos años y medio más de contrato", señaló.

Entre ese agradecimiento que dice tener para la institución celeste, Bertolo apuntó que no hablará mal de ella, pero insistió en que el trato que recibió de ninguna manera fue el adecuado para un jugador de su entrega.

"Siempre traté de dar lo mejor y no sé si me decepciona pero por ahí se manejaron un poquito mal con el tema mío que, más allá de lo futbolístico, siempre me he portado muy bien", concluyó el jugador.

Notimex