17 de febrero de 2013 / 08:10 p.m.

Monterrey • El chileno Beto Cuevas hizo vibrar a los regios en su regreso a los escenarios de Monterrey. El cantante se presentó la noche del viernes en el Woodstock Valle tras varios años de ausencia.

El ex vocalista de La Ley ofreció su concierto ante un público ansioso de entonar sus canciones, como “Dejé de pensar”, “No te olvides de amar” o “Día cero”.

Emocionados, los admiradores que abarrotaron el recinto bailaron al ritmo de la música que fue desde el rock hasta el pop.

Cuevas apareció en el escenario pasada la medianoche para interpretar melodías de la desaparecida banda chilena así como de su carrera como solista.

En entrevista previa al show, el cantante destacó su incursión en la escritura, pues además depromocionar en el recinto la venta del libro “El arte de Beto Cuevas”, aseguró que regresará en marzo para presentarlo ante los regiomontanos.

“Están las anécdotas desde que era un niño, hay historias con mis padres, mi hermana, de mi crecimiento en Venezuela, de cuando me convierto en cantante, es como una especie de ensayo biográfico, está escrito de una manera muy ligera, que se puede leer fácilmente; ya lo presenté en Guadalajara en la Feria del Libro y regreso a Monterrey el 11 de marzo para de igual manera presentarlo aquí, en varias ciudades ya está a la venta y por Latinoamérica”, confesó el cantante.

Beto tuvo un invitado muy especial en su concierto, pues su hijo de 20 años desde hace varios meses toca los teclados en su banda.

“Para mí siempre va a ser mi niño. Yo creo que la influencia de ver a su papá en los escenarios se traspasó a él, pero él ha tenido una forma muy natural de acercarse a la música, no por tratar de copiarme porque lo que él hace es muy diferente a lo que yo hago, y yo siempre voy a estar ahí para apoyarlo”, puntualizó Cuevas.

EVA GÁNDARA