2 de abril de 2013 / 02:20 a.m.

 

 

Cancún Centro • Manifestantes con camisetas del PRD, con pancartas y mantas protestaron contra el reciente aumento al transporte público, bloqueando esta mañana el acceso a la zona hotelera para camiones de las empresas Turicún y Autocar, y generaron un embotellamiento inédito aquí. La dirigencia municipal de ese partido aseguró que no convocó a cerrar la zona hotelera.

Portando camisetas amarillas con emblemas del PRD, expresaron su inconformidad y de la ciudad –según las pancartas-- contra el alcalde Julián Ricalde Magaña --de ese partido-- “por haber permitido el incremento al pasaje”.

Sin embargo, este se exculpó en un comunicado y señaló que el ayuntamiento de Benito Juárez, en sesión extraordinaria de cabildo, rechazó el aumento.

Los participantes en la marcha quemaron sus playeras ante el palacio municipal “para mostrar el rechazo al partido que gobierna la ciudad”.

El encargado municipal del PRD, Julio César Lara, dijo que el PRD “no convocó al cierre de la zona hotelera”.

Lara aseguró que el PRD, apoyado por el PAN, hizo su propia manifestación contra el alza de tarifas de transporte en la que apoyaron al ayuntamiento, debido a que el aumento fue una medida unilateral de los transportistas.

Mientras tanto, el bloqueo paralizó la circulación desde el kilómetro cero por la ruta conocida como el Table, pero el acceso a la zona hotelera se mantuvo abierto todo el tiempo.

Patrullas de la policía y agentes recomendaron entrar a la zona de hoteles por el aeropuerto, en donde la fluidez era completa.

En la zona que trataban de bloquear los manifestantes, permitían el paso a camiones del Grupo Maya Caribe, así como a automovilistas. Camiones de Turicún y Autocar, las empresas de la competencia, fueron paralizados luego de obligar al pasaje a bajar y transbordar.

“Golpeteo cotidiano”: Ricalde

El alcalde Julián Ricalde Magaña acusó al gobierno de Roberto Borge de desestabilizar al municipio, con un “golpeteo cotidiano” desde medios oficiales y progubernamentales.

La semana pasada, las empresas Autocar y Turicún incrementaron el costo del transporte público en autobuses, amparados con un permiso municipal, lo que generó una oleada de críticas contra Ricalde, quién urgió al cabildo a dar marcha atrás.

El dirigente local del PRI, Pedro Flota, acusó a Ricalde de hacer “una manifestación tramposa” para enmendar una torpeza.

Flota aseguró que el PRI actuará contra las empresas que aumentaron el pasaje, a lo que Ricalde dijo que no llegarían a un acuerdo, “porque es ingeniero y no entiende el derecho”.

Ricalde manifestó su molestia por programas que la administración de Roberto Borge ha tenido que aplicar en Cancún para atender problemas urgentes, descuidados por ayuntamiento y rechazó “la constante violación a la autonomía municipal por parte del gobierno".

 FERNANDO MERAZ