23 de mayo de 2013 / 12:48 a.m.

 Guerrero  • Se inició como un bloqueo intermitente a las 09:00 horas, pero a partir de las 14:00, el cierre de la carreteraChilpancingo-Puebla fue total, por lo que más de un millar de automovilistas quedaron varados en el crucero ubicado en la salida norte del municipio de Tixtla, en la región Centro de Guerrero.

El bloqueo a la carretera que va de la zona Centro hacia la Montaña en sus partes alta y baja, fue impulsado por estudiantes, trabajadores académicos, docentes y padres de familia que reclaman un decreto que valide la existencia de la Universidad Autónoma Latinoamericana Caribeña de Ciencias y Artes, cuyas instalaciones se ubican en la comunidad de Atliaca, municipio de Tixtla.

La UALCCA opera desde agosto de 2012 con siete aulas construidas a base de varas de bambú, carrizo, palma, postes de madera y lámina de cartón. Sus pisos son rústicos, no tienen ventanas, pizarrones ni butacas, los 250 alumnos que tienen inscritos ya cursan las carreras de Medicina, Arquitectura de Paisaje y Desarrollo Agropecuario.

Aunque se plantea como una institución latinoamericana y de El Caribe, los jóvenes inscritos son principalmente originarios de Atliaca, localidad con más de cinco mil habitantes, casi todos de ascendencia náhuatl.

El dirigente más visible del movimiento es el profesor Austreberto Basilio Goytia, pero desde la jornada del martes comenzó a ser desplazado en la toma de decisiones, lo que se evidenció cuando los habitantes de la comunidad acordaron que ya no fuera él quien declarara ante los medios de comunicación.

Cierran paso hacia la Montaña

Las protestas comenzaron desde el lunes por la mañana, cuando los estudiantes y los promotores de la UALCCA instalaron un plantón en la entrada de Atliaca, cerrando la circulación vehicular hacia el municipio de Mártir de Cuilapan.

No lograron que el gobernador Ángel Aguirre firmara el decreto que oficializaría la existencia de la UALCCA como una institución pública de nivel superior, con servicio de internado y una oferta educativa de 14 licenciaturas, por eso el martes cerraron de manera definitiva el acceso a la población incluso para los peatones.

Como tampoco obtuvieron respuesta, desde las 09:00 horas del miércoles, los estudiantes y promotores de la institución decidieron trasladarse al crucero que va hacia Chilapa, Tlapa de Comonfort y permite llegar hacia el vecino estado de Puebla. La Secretaría de Comunicaciones yTransportes la identifica como la carretera federal número 75.

A las 10:00 horas, el dirigente Austreberto Basilio recibió una llamada del secretario general de Gobierno, Florentino Cruz Ramírez, quien ofreció la instalación de una mesa de trabajo pero a cambio solicitó que se abriera la circulación.

Los promotores de la UALCCA no levantaron completamente el bloqueo, aunque sí le dieron el carácter de intermitente, lo que implicó abrir el paso alternado de 10, 11 y hasta 15 unidades por cada sentido de la carretera.

Eso permitió el desahogo parcial del aforo y aminorar los daños a terceros, por lo que el secretario de Gobierno se trasladó a Tixtla y se instaló en un restaurant ubicado sobre la carretera federal, donde a través del director de Gobernación, Moisés Alcaraz Jiménez, se comunicó con los manifestantes para ofrecer el inicio de la mesa de trabajo.

Al recibir el ofrecimiento de diálogo, los representantes de Atliaca le ordenaron al dirigente Austreberto Basilio no ir a la cita y plantearon que el funcionario acudiera al plantón.

Ninguna de las partes cedió, por eso a las 13:40 el responsable de la política interna regresó a Chilpancingo y dijo que mantenía la disposición para dialogar, aunque ahora correspondía a los dirigentes del movimiento trasladarse a Chilpancingo.

“Yo no voy a regresar a Tixtla”, aseveró el funcionario.

Los promotores de la UALCCA decidieron cerrar de manera definitiva la circulación y con ello incrementar el nivel de la presión.

Moisés Alcaraz Jiménez, director de Gobernación, estableció a las 17:00 horas que en cada sentido de la carretera había por lo menos un millar de automovilistas varados.

No más impunidad

Tras conocer el cierre total de la carretera Chilpancingo-Puebla, el secretario de Gobierno lanzó una advertencia a los promotores de la UALCCA.

“Ya no vamos a permitir que se siga actuando impunemente, bloqueando, cerrando carreteras y castigando severamente el derecho de las personas de transitar”.

Clarificó: “Vamos a agotar el diálogo, pero también buscaremos la forma de evitar que se afecte a la población”.

 — ROGELIO AGUSTÍN ESTEBAN