31 de marzo de 2013 / 12:34 a.m.

Boca del Río • Picaduras por erizo y quemaduras por agua mala, así como niños extraviados y cerca de medio centenar de rescates de personas que han estado a punto de ahogarse, es el saldo que se registra en las playas de la zona conurbada de Boca del Río, Veracruz, que concentra más del 50 por ciento del turismo que visita la entidad.

Hasta este Sábado de Gloria, los cuerpos de auxilio y rescate reportaban solo incidentes mínimos que no ameritaron hospitalización de las personas que han sufrido cortaduras con vidrio, pero más que nada picaduras de erizos.

Autoridades municipales y estatales de Turismo y Protección Civil realizaron recorridos de supervisión en las playas con mayor concentración de visitantes, a fin de verificar que los operativos de prevención estén funcionando de manera adecuada, ante la llegada de cientos de miles de vacacionistas.

Protección Civil local ha atendido hasta a familias enteras que han estado en riesgo de ahogarse, mientras que la Cruz Roja delegación Veracruz, en los 13 puestos de socorro instalados en playas, lleva contabilizados hasta más de 70 personas atendidas principalmente por picaduras de erizo, especialmente en la playa Martí de Veracruz.

El consumo de alcohol y de comida entre los bañistas es alto, pero no se tiene registro de personas ahogadas, ni siquiera con golpes de calor o insoladas.

"El saldo es positivo", expuso el alcalde de Boca del Río, Anselmo Estandía Colom, pues los hoteles alcanzan ya un lleno del 100 por ciento para esta fecha, lo mismo que los restaurantes, centros comerciales y de atracción turística, como el Acuario de Veracruz del cual también es director.

"Esperemos concluir sin incidentes graves y una derrama económica buena", expresó el alcalde.

La Cruz Roja de Veracruz dispuso de ambulancias en playas y la zona urbana para brindar auxilio en la zona conurbada.

Las unidades de playa son las que más trabajo han tenido, comentó el coordinador de Emergencias, Jorge Roberto Rojas, quien dijo que la playa Martí tiene mucha presencia de erizos y aunque se les advierte a los bañistas, se presentan picaduras.

Además de la picadura de erizos, el extravío de niños es lo más frecuente, ya que se llevan al menos 40 casos de ellos, la mayoría en playas de Veracruz. Los menores han sido devuelto a sus padres sanos y salvo.

La Secretaría de Turismo estatal reportó que, de mantenerse la tendencia al término del periodo vacacional, Veracruz superará la visita de un millón 500 mil turistas y la ocupación hotelera promedio mayor al 95 por ciento.

 ISABEL ZAMUDIO/CORRESPONSAL