17 de noviembre de 2013 / 11:58 p.m.

La ausencia de Lionel Messi por una lesión no ha apagado el entusiasmo en San Luis por un partido amistoso entre Argentina y Bosnia. Después de todo, en esta ciudad reside una de las comunidades bosnias más numerosas fuera de Sarajevo.

Messi, cuatro veces ganador del Balón de Oro, se lastimó una pierna hace una semana, cuando jugaba con el Barcelona, y difícilmente volverá a las canchas antes de 2014.

Pero el astro argentino habría sido de cualquier forma una atracción secundaria para los 70.000 bosnios que han llegado a San Luis en las últimas dos décadas, tras la guerra en la antigua Yugoslavia. La selección de Bosnia-Herzegovina está clasificada por primera vez para una Copa del Mundo, en la que Argentina figura entre los favoritos a llevarse el título.

En el plantel bosnio milita Vedad Ibisevic, quien destacó en el equipo de una secundaria en San Luis y en la universidad de la ciudad. Milita ahora en la Bundesliga.

AP