8 de mayo de 2013 / 12:03 a.m.

Durante la temporada Tomás Boy ha mostrado su malestar y hasta pavor por Marco Antonio Rodríguez. El técnico de Atlas se ha cansado de declarar en contra del árbitro, señalando que éste tiene un tema persona con él.

Tras el duelo ante Querétaro a media campaña, el Jefe lo tachó de mentiroso, y luego de la derrota ante León el sábado pasado, confesó haber dejado a sus mejores hombres en la banca por el miedo que tenía de que Rodríguez le expulsara a un jugador de cara a la Liguilla.

Hoy, Boy Espinoza se retractó y manifestó no tener problema con verse las caras con el silbante en la Liguilla.

“Quiero decir que lamento haber hecho un comentario tan estúpido el sábado, no fue oportuno, fue un comentario fuera de tono, no creo que debí haber hecho ese tipo de comentarios y lo lamento de verdad, y simplemente no viene al caso el comentario que hice sobre el arbitraje”.  

El estratega de los Zorros reconoció que los laguneros tienen un poderío importante de medio campo hacia al frente, por lo que no cree que será una llave fácil de librar.

“Santos es un equipo que tiene tremendos jugadores, principalmente en el ataque, pero tiene esa virtud de lo individual, lo que lo hace muy peligroso, es un equipo muy fuerte. Santos ha intentado trabajar de diferente forma, aparentemente ha mencionado (Pedro Caixinha) que él viene a aportar su manera de interpretar las cosas, y un equipo que llega a la Liguilla hace un buen trabajo, y más si lo hace en los primeros lugares”. 

Rigoberto Juárez