12 de marzo de 2013 / 06:23 p.m.

Tras ser sancionado por la Comisión Disciplinaria con 1000 salarios mínimos, por tachar a Marco Rodríguez de mentiroso, esto tras la expulsión que le propinó hace unas semanas ante Querétaro, el técnico de Atlas, Tomás Boy, no ocultó su malestar porque al final de cuentas se le dio la razón el silbante. El Jefe indicó que es inútil levantar la voz y tener un diálogo con los árbitros, pero afirmó que espera pronto verse las caras con el famoso Chiquimarco. “Quiero verlo de nuevo (a Marco Rodríguez), quiero verlo ahí, otra cita”, manifestó el timonel de los Zorros, y reiteró: “No voy a decir nada, es inútil, es inútil, verdaderamente. No se puede hablar con los árbitros, y quizá la cuestión pública afectó bastante”, refirió Boy Espinoza, en torno a las declaraciones que hizo el martes pasado. El estratega rojinegro no enviará jugadores titulares para el partido de mañana ante Atlante de los cuartos de final del torneo de Copa, ya que dejará a sus mejores hombres pensando en el duelo ante Santos de este sábado.

Rigoberto Juárez