3 de julio de 2013 / 02:54 p.m.

Monterrey • Con la premisa de que Nuevo León cambie su ruta y lograr ser una entidad segura, Jaime Rodríguez Calderón insistió en continuar con su proyecto de buscar la candidatura a la gubernatura por el PRI, donde sigue militando.

"El gobierno que nos proponemos deberá tener una estructura sólida y con un corazón muy grande", subrayó.

Consciente de que todavía falta tiempo, expresó el Bronco, como lo apodan, que su trabajo consiste en convencer a quienes debe convencer, que son los diferentes actores de la población.

Y agregó que cuando al PRI no le guste lo que está haciendo y se le niegue el apoyo, en ese momento, él tendrá que llegar a una conclusión, en aras de que le vaya bien a Nuevo León.

Le preguntamos si con un presidente de la República del PRI, siguiendo la tradición, sin duda influiría en la designación del abanderado a la gubernatura.

"Él es del Estado de México y es presidente de la República, punto... porque si los militantes del PRI tenemos que mirar hacia arriba, o sea, los norteños no tenemos que buscar a los aztecas para que decidan por nosotros y eso es lo que le ha hecho daño al Estado", puntualizó.

Añadió que el presidente de México no debe meterse en los temas del partido: es algo como una condición para tener un país democrático.

"Ésa es por tradición una visión arcaica, obsoleta, vieja, que es necesario buscar a papá para que decida por nosotros", destacó el ex alcalde de García.

"No es indisciplina el hecho de armar una estructura que permita y plataforme (sic) un proyecto... cuando el PRI tome la decisión que sea, yo respetaré y no me voy a pelear con nadie", advirtió.

VÍCTOR SALVADOR CANALES