9 de octubre de 2013 / 10:51 p.m.

En 93 años de historia del fútbol americano profesional, sólo dos equipos han sido capaces de terminar una campaña regular con marca perfecta. Fueron los Dolphins de 1972 (14-0) y los Patriots de 2007 (16-0).

Miami coronó esa temporada con la única campaña perfecta en la historia del deporte, al ganar el Super Bowl y cerrar con 17-0. Nueva Inglaterra, en cambio, sucumbió ante los Giants en el Super Bowl y quedó a una victoria (la más importante, por cierto) del hasta ahora inalcanzable 19-0.

Seis años después, los Broncos de Denver parecen tener lo necesario para igualar, primero, ese 16-0 y, por qué no, convertirse en la segunda franquicia de la NFL que gana el Super Bowl sin perder un solo partido.

En el proceso los Broncos podrían quebrar los récords impuestos por aquellos Patriots en 2007.

De la mano de Tom Brady, Nueva Inglaterra anotó 589 puntos, es decir un promedio de 36,8 por partido, la mayor cifra en la historia.

Con Peyton Manning en los controles, los Broncos promedian 46 puntos después de sus cinco primeros juegos esta campaña De seguir con ese impresionante paso, terminarían con 736 puntos en la campaña regular, casi 150 más que el récord vigente.

En 2007 los Patriots anotaron 75 touchdowns. Los Broncos tienen 29 y van camino a lograr 93 anotaciones.

"Es bueno tener a 'Terminator' como quarterback", bromeó el tackle defensivo Terrance Knighton tras el triunfo de Denver en Dallas el domingo anterior.

Este 'Terminator' está programado para despedazar a las defensivas.

"(Manning) se ha dado cuenta que no todos los pases deben ser de 40 yardas", comentó Tony Dungy, ex entrenador de Manning en Indianápolis y ahora analista de la cadena NBC. "Está contento con los pases cortos. Su porcentaje de pases completos es muy alto. Sus envíos son de entre ocho y 12 yardas y deja que otros corran con el balón".

Manning ya es líder en los anales de la NFL en los cinco primeros partidos de una temporada con 20 pases de touchdown, 75.8 por ciento de sus envíos completos y rating de 136.4.

En aquel 2007, Brady impuso un récord con 50 pases de touchdown. De mantener este paso, Manning terminaría con 64.

La marca de yardas en una temporada es de 7.474 (467,1 por partido) y aún pertenece a los Saints de 2011. ¿La versión 2013 de los Broncos? Promedia 489,8 yardas por juego, cuya proyección al final de la campaña es de 7.836.

Por algo Denver es favorito por 28 puntos para vencer a los Jaguars de Jacksonville este fin de semana, un máximo histórico en las casas de apuestas de Las Vegas.

Pero, ¿pueden estos Broncos terminar la campaña regular con marca de 16-0? Hay tres compromisos que pondrán en peligro la perfección de Denver: después del juego ante Jaguars, Manning volverá a Indianápolis para enfrentar por primera vez a los Colts, que tienen foja de 9-2 en casa desde que Andrew Luck ocupó su lugar; luego, en semanas consecutivas visitan a Nueva Inglaterra (4-1) y Kansas City (5-0), entre la última semana de noviembre y la primera de diciembre.

Si los Broncos sobreviven a esos tres juegos, es difícil que algún oponente los pueda vencer en el calendario regular. A menos que el coach John Fox haga lo mismo que Jim Caldwell en 2009, cuando -también con Peyton Manning como su quarterback- mandó a la banca a sus titulares al final de la campaña y lo que parecía un 16-0 de los Colts terminó en 14-2.

Caldwell y Manning perdieron ese Super Bowl, 31-17, ante Nueva Orleáns.

Manning y los Broncos van tras los récords y la perfección.

AP