22 de diciembre de 2013 / 12:50 a.m.

El pívot cubano-estadounidense Brook López, de los Nets de Brooklyn, quedó por fuera de la competición por lo que resta de la temporada regular debido a que volvió fracturarse el pie derecho, según el equipo y fuentes de la liga.

Los Nets informaron el sábado que López tiene una fractura en el mismo pie que presentó rotura en el 2011 y al que después tuvieron que insertarle un tornillo médico.

La confirmación es otra mala noticia que reciben los Nets, que han tenido también un mal inicio de campaña a pesar de presentarse con una plantilla multimillonaria (190 millones de dólares de salarios) y expectativas de llegar a las finales.

Los Nets, que tienen marca perdedora de 9-17, se han visto afectados por una serie de lesiones de forma permanente desde que comenzó la temporada.

López se une a los jugadores que ya sufrieron algún tipo de lesión importante como el base Deron Williams, el alero Paul Pierce, ambos ya de vuelta con el equipo, pero los reservas, el alero ruso Andrei Kirilenko y el escolta Jason Terry, siguen de baja.

A través de un comunicado, el equipo confirmó que el diagnóstico médico de la lesión de López es de una fractura del quinto hueso metatarsiano del pie derecho.

La misma fuente agregó que la condición física de López se dará a conocer nuevamente la próxima semana, cuando la lesión del jugador sea reconocida por un equipo médico del equipo.

López sufrió la lesión durante la segunda mitad del partido del viernes por la noche, cuando los Nets perdieron 120-121 contra los Sixers de Filadelfia en tiempo de prórroga.

A pesar de la lesión el pívot siguió jugando y totalizó 44 minutos, anotó 9 de 19 tiros de campo y terminó con 22 puntos y siete rebotes.

El equipo no se enteró de la lesión de López hasta después de concluido el partido, cuando el jugador fue sometido a rayos X al sentir molestias en el pie.

La fractura de López podría representar la mayor pérdida para el equipo, dado que tiene promedios de 20,7 puntos y seis rebotes por partido.

Además, el entrenador novato de los Nets, Jason Kidd, perdería a una de los mejores pivotes que hay actualmente en la NBA en el juego interior.

Se espera que el veterano ala-pívot Kevin Garnett, que hasta ahora ha jugado como número cuatro, pase a ocupar el puesto de López y el reserva Andray Blatche recibirá más minutos y podría salir de titular.

AGENCIAS